Amante bilingüe es una película hispano-italiana, producida por el director de cine español Vicente Aranda Ezquerra, a quien se relaciona con la creación del grupo: La escuela de Barcelona en la década de los 60 y cuyo estilo característico, es una estética vanguardista y refinada que revolucionó el cine español.

Argumento de El Amante Bilingüe

La cinta cuenta con las actuaciones estelares de Imanol Arias como Juan Marés y de la italiana Ornella Muti, en el papel de la aristocrática Norma Valentí, hija única de una familia acaudalada catalana.

Arias interpreta a un hombre de origen humilde, de profesión ventrílocuo y aficionado a tocar el acordeón. Hijo de una modista alcohólica que había sido una cantante y de un mago cuyo pseudónimo fue “Fu- Ching”, nombre que utilizaba cuando hacía de ilusionista disfrazándose de chino.

Un día, Juan tiene un encuentro casual con Norma en una exposición fotográfica de la UNESCO en donde un grupo de jóvenes llevaron a cabo una huelga de hambre como protesta en contra del proceso de Burgos. Esta es interrumpida por las fuerzas franquistas. A partir de ese momento, Norma y Juan mantienen una relación que termina en su matrimonio. Este se lleva a cabo sin la menor exigencia por parte de los padres de ella, a excepción de que el hombre demostrara ser fiel a sus deberes de católico, sin importar la enorme diferencia de clases.

Aparición del conflicto

Un día, tras cinco años de matrimonio, Juan Marés encuentra a su esposa teniendo relaciones sexuales con otro hombre; un limpiabotas, a quien hace partícipe de una práctica de fetichismo que sentía hacia los zapatos masculinos, los cuales colocaba en el miembro sus amantes, todos de oficios inferiores (taxistas, vendedores de macramé del metro, camareros, etc.) proporcionándole a la mujer un intenso placer durante el coito.

Este evento desencadena una crisis de celos en Juan, quien se vuelve consciente de la ninfomanía de su mujer y de sus aventuras pasadas, que se había visto a ignorar por el sentimiento oceánico de amor que le profesaba.

Aunado a este desafortunado suceso, Juan es víctima de un ataque por parte de un grupo de jóvenes fascistas profranquistas, que se manifestaban violentamente en las calles de Barcelona. Al ser alcanzado por una bomba molotov, Juan sufre quemaduras en parte de su rostro, cabello y cejas.

Norma decide abandonarlo y, a partir de entonces, Juan se ve desamparado tanto económica como emocionalmente, pues al perder al objeto idealizado, comienza a presentarse una especie de resquebrajamiento psicológico.

Tras la imposibilidad de elaborar la separación y la pérdida de su compañera dentro de su estructura psíquica, sufre una especie de alucinaciones nocturnas en las que recibe la visita de un curioso personaje que se hace llamar Juan Faneca , quien le aconseja reconquistar a Norma.

Juan se ve reducido a la mendicidad; dedicándose a vagar por las calles mientras toca el acordeón para ganar algunas monedas y obsesionado con la canción Pérfidia, cuya composición se atribuye al mexicano Alberto Domínguez Borras.

Trastorno de disociación de la personalidad a través del conflicto de Juan Marés

Su nueva y desgraciada condición lo condena a la soledad y le obliga a ocultarse y asumirse como un hombre invisible; mítico personaje de la novela de ciencia ficción de H.G.Wells, cuyo estado mental, es tan inestable como el del protagonista de la obra del inglés.

La escena en donde le llama a Norma por teléfono, haciéndose pasar por el dueño de una tienda de prendas íntimas, para que ella le traduzca el nombre de algunas al idioma catalán, es reflejo de esa obsesión que, poco a poco, se va instalando en él y le hace conformarse con tan solo oír su voz. No obstante, su inestabilidad tiene raíces más profundas que una simple obsesión.

El espectador va siendo testigo de la desaparición de Juan Marés, para asistir a su transformación psicótica a un tal Juan Faneca o “Fanequilla”; su apodo de niño y de cómo este personaje, producto de sus alucinaciones y soledad, va instalándose en su mente hasta adueñarse de su identidad y voluntad.

Juan deja de ser quien había sido para transformarse en una persona completamente diferente, con otra actitud, aspecto y forma de hablar. Su conflicto tiene sus raíces en las teorías psicoanalíticas y en el llamado trastorno de disociación de la personalidad.

Con la identidad asumida como Faneca, logra seducir a Norma. Se entiende que al constituir esta personalidad logra un estado de estabilidad de su psicosis y se relaciona con su vecina, que posee muchas de las características de su madre.

También se entiende que la causa por la que Marés desarrolla este trastorno, se debió a que sus padres no le habían procurado el sostén emocional necesario para lograr construir un verdadero yo. Adquirir nuevas identidades era una forma de defensa psicopática que evitó el desencadenamiento de una psicosis.

Características del trastorno disociativo de la personalidad

El trastorno disociativo de la personalidad también se conoce como trastorno de identidad múltiple. Se caracteriza por la presencia de dos o más identidades y personalidades que controlan el comportamiento del individuo.

La explicación que los modelos dinámicos dan a este trastorno, se encuentran en el surgimiento de nuevas personalidades para adaptarse a situaciones conflictivas. Las causas de este, podrían encontrarse en la interacción de varios factores, tales como una insuficiente atención y protección durante la niñez.

Referencias culturales en la cinta

La cinta cuenta con algunas referencias cinéfilas importantes, tales como el mencionado homenaje a El hombre invisible y a El fantasma de la ópera de Gastón Leroux . Por otra parte, la doble personalidad de Juan evoca a la novela psicológica de Robert Louis Stevenson, El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde, que trata la psicopatología correspondiente al desdoblamiento de la personalidad.