El Internet fue diseñado exclusivamente para crear enlaces entre objetivos que estaban distantes, primeramente entre instituciones de carácter investigativo, para compartir conocimientos y estar constantemente en comunicación.

Desde que se abrió camino la computación, el mundo ha tenido muchos cambios importantes con respecto a la tecnología.

Pero la idea de la comunicación se ha ido ampliando con el pasar de las décadas y cada mejora hecha a este medio, es para eliminar las barreras del tiempo y la distancia.

En la actualidad el Internet tiene muchos beneficios, en la comunicación, en el mundo de los negocios, en la economía, en la investigación, entre otros.

Comunicación mundial

Actualmente existen programas capaces de poner en contacto a personas que se encuentran en sitios muy lejanos entre sí. Estos programas que se usan mediante la creación de una cuenta y una contraseña, hacen que los familiares y amigos dispongan de una comunicación de calidad en cualquier momento, incluso superando algunos parámetros como la diferencia horaria.

El correo electrónico juega un papel importante, ya que para crear una cuenta en cualquiera de estos programas, es necesario haber creado previamente una cuenta de correo.

Haciendo una comparación con el pasado, cuando un familiar o amigo se encontraba lejos, el medio único de comunicación era la correspondencia, que tardaba mucho tiempo en llegar a su destino y era bastante limitada.

No es necesario salir del país de origen para conocer extranjeros, puesto que redes sociales como Facebook, Twitter, Myspace, entre otros, permiten relacionarse con personas en el mundo entero, sin importar el idioma; puesto que los traductores están a la orden del día.

El mundo de los negocios

El éxito del Internet dio paso para que los grandes y pequeños empresarios usen este medio para promocionar sus productos y servicios, para realizar sus transacciones de compra o venta, para efectuar cobros y pagos y para hacer campañas.

Incluso las más grandes empresas de Internet han brindado la oportunidad a personas no empresarias, para que generen ingresos con trabajos sencillos desde la comodidad del hogar.

También existen las tiendas virtuales, que han superado la barrera del espacio físico y ofrecen sus productos mediante una plataforma virtual, dando facilidades de pago como transferencias bancarias o mediante empresas virtuales intermediarias como Paypal.

Pero no todo puede ser color de rosa, ya que existen muchas asociaciones y personas que se dedican a aprovecharse de la credibilidad de las personas, ofreciendo productos, servicios o negocios atractivos, que resultan ser tácticas estafadoras.

La mejor manera de saber si es segura una página web que involucra la obtención de datos personales, números de tarjetas de crédito o manejo de dinero, es observando que el enlace de la página web tenga al principio el protocolo "https://" en lugar de "http://". La "s" significa que la página es segura y que el servidor web ha sido previamente identificado.

Información sin límites

Internet es la más grande y completa fuente de información. Los usuarios pueden encontrar información de todo tipo como noticias, biografías, material para trabajos investigativos, datos históricos muy antiguos, música, películas, ciencia, tecnología, entre otros.

Sin embargo también existe el contenido inadecuado o inservible que no tiene ningún tipo de aportación al usuario y que en la mayoría de los casos traen consigo el mencionado malware, que es software malicioso capaz de sustraer información importante del usuario, dañar el equipo o infiltrase como un virus.

Sin duda alguna el Internet es una de las más grandes maravillas, diseñada para facilitar la vida de las personas y mantener una cercanía parcial, pero para hacer un uso adecuado de este, es necesario informarse primero y antes de visitar una página, abrir un correo o hacer click en un link, hay que averiguar la veracidad del servidor web, para así no caer en trampas ni ser víctimas de estafas.