Ya sea un estudiante que necesite conseguir algo de dinero para sus gastos particulares o cualquier trabajador o ama de casa que quiera complementar sus ingresos, multitud de personas buscan conseguir algo de dinero extra. No un trabajo regular a tiempo completo sino unas horas al día o a la semana que permitan una pequeña ayuda al presupuesto casero, en muchos casos trabajando desde casa especialmente desde la computadora o ordenado: ganar dinero por internet.

No es cuestión de hacerse rico en unos días

No se trata de actividades para hacerse rico ni dejar de trabajar para el resto de la vida, más bien unos pequeños ingresos que ayuden a conseguir los objetivos, ya sea pagar las vacaciones o los gastos de un estudiante, dinero de bolsillo o ayudar a estabilizar el presupuesto familiar sobre todo en estos tiempos de crisis.

Pasos previos: pensar en lo que uno sabe hacer

El primer paso consiste en pensar en lo que uno sabe o puede hacer, preparar una lista, para poder analizar qué podría ser “vendible”, ya sea diseñar páginas web, cocinar o cuidar niños. Elegir de estas actividades a cuales se podrían dedicar unas horas semanales, cuáles de ellas tienen posibilidades y gustan, para no considerarlas una carga o trabajo. Y a partir de ahí, hay que venderse, dependiendo del tipo de “trabajo” que se haya escogido, funcionará el boca a boca, los anuncios por palabras o Internet, sobre todo darse a conocer, ofrecerse.

Precios y presupuestos: saber cobrar

Eso sí, hay que analizar también cuanto se quiere sacar con ello, los precios por tanto que se van a cobrar, comprobar la competencia, etc. Decidir los precios y la forma de cobro antes de empezar, para no llevarse luego sorpresas desagradables.

Realizar manualidades o cocinar en casa

  • Manualidades. Cualquier manualidad que guste y en la que se destaque, siempre hay posibilidad de venderla por Internet usando páginas especializadas tipo etsy. Ya sea que nos guste bordar, diseñar broches o vestidos para muñecas, colchas, etc. Se buscará qué es lo que hace la competencia, en qué se puede uno diferenciar y qué precio pedir por los productos, comparando con los demás, buscando otras tiendas y anuncios para ver la oferta disponible. Y así se puede montar un pequeño negocio o tienda por internet.
  • Cocinar. Este ya es un tema más delicado, ya que se pueden necesitar permisos sanitarios o un carnet de manipulador de alimentos, pero se podrían ofrecer tartas a los bares del barrio, u ofrecerse como mamá a domicilio para cocinar para alguna persona que no sepa o quiera cocinar y preparar el menú semanal en tuppers listo para comer.

Trabajos relacionados con la tecnología

  • Diseñar páginas web. Se puede comenzar por construir la propia y ayudar a algún amigo que la necesite, ya que cualquier persona que vaya a contratar querrá ver ejemplos del trabajo. Una vez que se tengan las páginas de varios amigos o conocidos, el boca a boca y hacer que todo el mundo sepa que hay una persona dispuesta a diseñar y preparar cualquier página web , debería ayudar a conseguir poco a poco más trabajos, lo más difícil es empezar.
  • Arreglar ordenadores. Para las personas a las que los amigos siempre les están pidiendo que les echen una mano con el ordenador que no va, configurarlo o limpiarlo de virus, llega un momento en que se puede empezar a cobrar una pequeña tarifa por hacerlo. Así muchos de los amigos aprovechados se lo pensarán dos veces y por otra parte, y se sacará cierto dinero de esta tarea.

Pasear perros, visitar tiendas o rellenar encuestas

  • Pasear perros. Si gustan los animales, siempre hay personas en el barrio que necesitan una pequeña ayuda, es necesario anunciarse y siempre ayudará ir conociendo a los dueños de la zona para ser conocidos y considerados de confianza.
  • Comprador misterioso (mystery shopper). Existen bastantes empresas (www. gapbuster.com, bareinternational.com) que requieren los servicios de compradores misteriosos para visitar tiendas y locales y comprobar el nivel de atención al cliente. Los pagos pueden ir de 10 a 50 euros por visita, y los cuestionarios se rellenan a través de Internet. Un trabajo ideal para una persona observadora a la que le guste ir de tiendas.
  • Encuestas. Rellenar encuestas a través de Internet y otras actividades similares no hará rico a nadie, pero con un poco de paciencia y dedicación se pueden conseguir unos euros semanales en páginas como opinionbar, clubdeopinion, knotsclub, etc.
  • Escribir artículos en páginas web. Hay algunas páginas o portales web que pagan por los artículos que se publican, ya sea una pequeña cantidad fija por artículo o un porcentaje de la publicidad que generan, un ejemplo sería shvoong. O publicar un blog personal y poner tus propios anuncios con adsense por ejemplo.

Otra opción es cuidar niños

Si gusta estar con niños y se sabe cómo tratarlos, siempre es posible ofrecerse en el vecindario para quedarse con los niños en tardes/ noches en las que los padres quieran salir o tengan que hacer algo. Un trabajo de estudiante muy tradicional, pero que sigue funcionando.