El arte y la ciencia siempre han estado unidos. Un claro ejemplo se puede apreciar durante el Renacimiento, época durante la cual el llamado "Hombre del Renacimiento", era aquel que hacía de todo. Leonardo Da Vinci, autor de la que es quizá la pintura más famosa de todos los tiempos, la "Monalisa", era pintor, científico, anatomista, investigador e inventor, entre muchos otros oficios.

El alcance que los nuevos avances tecnológicos han tenido en el terreno artístico ha sido grande, más no siempre positivo. Por un lado, gracias al uso del Internet, el arte puede llegar a más personas, es decir, se masifica. Además, gracias al uso de las computadoras, ha nacido un nuevo arte, llamado Arte Digital, con el que se llegan a crear obras muy interesantes gracias a la tecnología.

En el aspecto negativo, esto puede provocar que disminuya el valor de una creación artística, debido precisamente, a que esta se vuelve fácilmente reproducible y/o copiable, lo cual puede llegar a demeritarla mucho.

Los artistas contemporáneos

El hecho de que la generación actual de artistas esté expuesta a tanta información, gracias a los medios de comunicación y sobre todo al Internet, puede tener grandes consecuencias. Los artistas de hoy ya no necesitan viajar o hacer un gran esfuerzo para exponerse a diferentes formas de hacer y pensar el arte, es decir, que el bagaje cultural de cualquier persona, necesario para poder lograr cualquier creación artística, puede incrementarse fácilmente gracias a ésta tecnología.

La originalidad en un mundo tecnológico

Por otro lado, la originalidad se vuelve más difícil. Al estar expuesto a tanta información, el artista puede no darse cuenta de que una idea que él considera original puede provenir de alguna imagen o información a la que estuvo expuesto hace tiempo. Esto no quiere decir que se copie o plagie la obra (lo cual también se vuelve mucho más común gracias al internet), sino que inconscientemente se pueden repetir esas obras ya antes vistas.

Aunque, si queremos ver el lado positivo, puede ser que gracias a tal cantidad de información, y a partir de ella, se cree algo completamente nuevo y diferente que no hubiera sido posible sin esa información previa.

Beneficios para las artes plásticas

Las nuevas tecnologías facilitan la difusión de la obra, y a medida que evolucionan, potencian mucho más la producción artística. El surgimiento de Internet como medio de comunicación, hace que las artes plásticas se democraticen, ya que la red es una herramienta que está al servicio de millones de personas y difunde la obra de una forma más rápida y global.