Los lencas tienen su propio idioma y sus raíces están aún por descifrar. Sin embargo, según el famoso especialista en lenguas centroamericanas, el costarricense Adolfo Costenla Umaña, esta lengua tiene orígenes en los lenguajes chibcha, náhuatl y maya.

Organización social

Hacia principios del siglo XVI, los lencas estaban divididos en confederaciones y cada una de ellas usaba su propio dialecto. Cada confederación estaba dividida en varios señoríos y cada señorío en varios pueblos. Cada pueblo estaba gobernado por un señor que estaba asesorado por cuatro tenientes y la jefatura, ya en aquella época, era hereditaria, pero es muy posible que no hubiese sido siempre así y que se tratara de una forma política impuesta por el periodo de intensas guerras entre señoríos y contra los chibchas y mayas que se estaban sucediendo a la llegada de los españoles.

Resistencia

En ese momento, tanto los lencas como otros pueblos de la región estaban gestando su propio proceso histórico, que fue interrumpido por la irrupción de los conquistadores. La colonización española de sus tierras consistió en un proceso de destrucción violenta de la organización socioeconómica de los pueblos indígenas. En el caso concreto de los lencas, según los cronistas de la época, la conquista no fue nada fácil, pues resistieron más de veinte años. El factor que más prolongó la lucha fue la organización social con la que contaban. Su acción de resistencia más importante fue la conocida como la rebelión de los lencas, capitaneada por el cacique Lempira en el año 1537. Este jefe forjó la unidad de todo el pueblo lenca alrededor de una única confederación de tribus organizadas para luchar contra los conquistadores. Lempira fue nombrado jefe de la resistencia y, al frente de un ejército de más de 2.000 guerreros, inició una lucha que duró más de seis meses

Religión

La religión autóctona era politeista y veía la la realidad desde un punto de vista animista, es decir, como todas las demás tribus americanas para las que todo ser viviente y fenómeno natural estaba animado por un espíritu. La pareja de dioses principales eran Itanipuca (el gran padre) e Ilanguipuca (la gran madre) El chamanismo no estaba muy extendido y sus practicantes solían ser mujeres.

En la actualidad, como casi toda la población de la zona, se declaran católicos, pero adaptando sus antiguas creencias a la nueva fe, por ejemplo, identifican a Cristo y a María con la pareja de dioses creadores.

La lengua

Aunque los pobladores de etnia lenca pueden cifrarse aún en algo más de 100.000 individuos, el idioma se extinguió en las primeras décadas del siglo pasado. En la actualidad, tan sólo algunos ancianos recuerdan algunas palabras que oyeron de sus padres y abuelos y podría ser que una minoría de entre ellos fueran aún capaces de expresarse en este idioma. Sin embargo, el hecho de que se muestren muy recelosos para revelarlo junto a la falta de interés de las nuevas generaciones por aprenderlo, hace que su recuperación sea casi imposible.