Hoy se jugarán los encuentros de semifinales del Masters 1000 de Indian Wells. Después de la gran victoria de Roger Federer sobre Juan Martín del Potro y del ajustado triunfo de Rafael Nadal sobre David Nalbandian en el día de ayer, el suizo y el español volverán a cruzarse en lo que se espera sea otro extraordinario duelo.

Pero antes jugarán Novak Djokovic y John Isner, encuentro que genera mucha menos expectativa y que comenzará a las 11:00 hora local (15:00 en Argentina, 19:00 en España). Inmediatamente después llegará el plato fuerte de la jornada.

Roger Federer-Rafael Nadal, se repite el superclásico

Por 28º vez, Federer y Nadal se enfrentarán en un court de tenis. Al igual que en el Abierto de Australia, el sorteo del cuadro determinó que el nº 3 del mundo vaya por el lado del nº 2 y allí estarán ellos, jugando nuevamente el que quizás sea el duelo más extraordinario que haya entregado la historia del tenis.

En los cuartos de final, Federer volvió a demostrar que ante del Potro se siente muy cómodo. El suizo venía de ganarle con lo justo a Thomaz Bellucci en un encuentro en el que no había jugado nada bien. Incluso antes, ante Kudla y Raonic, ya había mostrado algunas dudas. Pero contra el argentino apareció la mejor versión del suizo, que terminó apabullando al tandilense y jugando un tenis de altísimo nivel. Federer llega al duelo ante Nadal con 13º victorias consecutivas luego de coronarse en Rotterdam y Dubai, por lo que su estado de ánimo está bien arriba.

Por su parte, después del descanso que se tomó tras el Abierto de Australia, Nadal había comenzado su camino en Indian Wells con mucho seguridad, jugando muy bien y ganando con autoridad, aunque ante rivales que ofrecieron poca resistencia.

Esto cambió en los cuartos de final, cuando se enfrentó ante un David Nalbandian que esta semana entregó su mejor tenis en mucho tiempo. El argentino se llevó el primer set por 6-4 y estuvo muy cerca en el segundo, pero gradualmente el español fue levantando su nivel y finalmente consiguió cerrar, no sin esfuerzo, uno de los mejores partidos que se vieron en el certamen californiano hasta el momento. Sobre todo en el segundo set, Nadal cometió mucho errores, algo inusual en él. El mallorquín sumó un total de 39 errores no forzados, cifra muy alta para un jugador que nos tiene acostumbrados a fallar muy poco.

De todos modos, los choques entre Federer y Nadal son encuentros aparte, en los que el estado en el que llega cada uno no influye demasiado. Como siempre, el español llega con cierto favoritismo apoyado por el favorable historial que tiene ante el suizo.

En total, 18 son las veces que Nadal se ha llevado la victoria, contra nueve de Federer. El último choque entre ambos fue en Australia, con triunfo para el mallorquín por 6-7 (5), 6-2, 7-6 (5), 6-4. Antes de eso, Federer se había dado un gran gusto cuando lo apabulló 6-3, 6-0 en el Masters de Londres. Sobre canchas duras, el historial está igualado en cinco y es sobre esa superficie donde el suizo se siente más cómodo.

El campeón defensor enfrenta a la ilusión local

Hace un año, en Indian Wells Novak Djokovic inició su meteórico ascenso hacia el nº 1 del mundo. Luego de vencer a Nadal en la final, el serbio ganó todo y se apropió de la cima del Ranking Mundial con una autoridad apabullante. Hoy, un año después, Djokovic está ante la ardua misión de defender esa inmensa cantidad de puntos.

Hasta el choque de cuartos de final ante Nicolás Almagro, "Nole" se había mostrado muy lejos de su mejor versión, con actuaciones deslucidas pero que le alcanzaron para vencer. Pero ante el español, Djokovic jugó su mejor partido en lo que va del certamen por lejos. Mucho más sólido, liquidó rápido a un rival que venía de dar el golpe al eliminar a Tomas Berdych con un contundente 6-4, 6-0. Almagro también colaboró con la causa del nº 1 del mundo, ya que no pudo repetir la fantástica performance del día anterior y estuvo mucho más errático.

Las tempranas derrotas de Murray, Fish y Berdych le podrían permitir al serbio alcanzar la final del certamen sin vencer a ningún top ten, pero antes deberá superar a John Isner.

El gigante estadounidense viene de vencer a Gilles Simon, encuentro en el que perdió su único set hasta ahora. El partido fue muy parejo (de hecho, ambos ganaron 91 puntos en total) y como siempre, Isner contó con su brutal servicio como principal aliado. Neutralizar el saque del local, que tendrá a todo el público a favor, será uno de los principales objetivos de "Nole".

Este será el tercer encuentro entre ambos. Los dos anteriores fueron en 2010: por Copa Davis, el serbio se impuso con un ajustado 7-5, 3-6, 6-3, 6-7(6), 6-4, mientras que en Beijing volvió a ganar, esta vez 7-6 (1), 6-2.

Esta es la segunda semifinal consecutiva en torneos de Masters 1000 para Isner, que ahora buscará su primera final. Djokovic en cambio va por su 18º definición en este tipo de torneos.