Las mascotas son una parte importante en la vida del ser humano, pueden traer momentos muy agradables y mucha felicidad a sus amos.

Es verdad que cuando una persona adopta una mascota, adquiere una gran responsabilidad de cuidarla, quererla, alimentarla y mantenerla sana, pero lo que dan las mascotas a cambio es bastante reconfortante y vale la pena asumir.

Está demostrado que las personas tienen mascotas porque estas, a pesar de los momentos de molestias durante la educación de las mismas, llenan la vida de los amos de alegría, son fieles, nobles y amorosas.

Tener mascotas representa compañía

Si se es una persona que vive en soledad, el tener mascotas le servirá de mucho. No se está totalmente solo si se tiene una animal que esté cerca de uno y de quién ocuparse, pues existe esa pequeña razón por la cuál continuar viviendo, que de seguro responderá con mucho amor y estará a lado de su amo hasta el fin.

Incluso viviendo con más personas, al momento de quedarse sola en casa, las mascotas hacen que una persona no se sienta tan sola.

Son una forma de entretenerse

El hecho de educar, alimentar, curar, reprender y jugar con las mascotas representa una forma de entretenimiento y liberación del estrés y de los problemas cotidianos.

Es recomendable elegir mascotas como perros y gatos, ya que por su gran capacidad intelectual y conexión con sus dueños, saben cuando el amo está alegre, triste o enojado y pueden ayudar a cambiar sentimientos negativos gracias a sus habilidades.

Ayudan a mantener la salud

Aunque parezca fantasioso, un estudio hecho por sicólogos de la Universidad de Belfast demostró mediante un informe que la compañía de las mascotas pueden ayudar a la pronta recuperación de las personas que han sufrido ataques cardíacos. También contribuyen a que los amos tengan menor nivel de colesterol y controlar la presión.

Esto, sin contar con el hecho de que ayudan a mantener una buena salud mental, ya que el tiempo que se emplea en atenderlos y quererlos es suficiente para tener la mente ocupada en cosas positivas. La persona estará más optimista y sabrá que al llegar a casa siempre estará alguien esperándola.

Son ideales para niños y ancianos

Le hace muy bien a los niños, porque existe una serie de beneficios tener mascotas durante la niñez y a los ancianos también, porque se crean lazos de cariño, confianza, responsabilidad, amor, entusiasmo y constante aprendizaje.

Los ancianos se mantendrán activos mientras atiendan a sus mascotas y esto podría ayudar a retardar la demencia senil, la parálisis por inactividad, el alzheimer y cualquier enfermedad degenerativa que afecte a la mente.

Después de saber todos estos beneficios sería bueno animarse a tener mascotas, ya que el esfuerzo empleado en estas es mínimo en comparación a lo que retribuyen. Hay que siempre tenerlas sanas y felices, para que puedan irradiar lo mismo y recordar que no se debe maltratarlas porque son un complemento para el ser humano.