De niños o adultos, todos alguna vez hemos querido tener mascotas, esos seres para cuidar y tener de compañía, a veces por curiosidad, otras para darles ese amor y cuidado con el que se cuenta.

Pero el adoptar a un ser vivo, o aceptarlo como regalo e integrarlo a la familia es una cuestión compleja, que requiere un compromiso muy alto con la mascota. Este compromiso implica el no descuidarlo y satisfacer sus necesidades básicas (comida, higiene, salud, etc), además de darle un plus de nosotros mismos: cariño y tiempo principalmente.

Esta premisa de compromiso es la base para evitar que muchas mascotas terminen en las calles abandonadas o regaladas con personas que no están preparadas para tenerlas, y la decisión más atemorizante: el sacrificarlas.

¿Cómo prepararse para la llegada de la mascota?

Es por esto que se deben considerar algunos factores antes de comprar a un ser vivo y llevarlo a casa; existen muchos de ellos a tomar en cuenta. Los principales son:

  • Espacio en el hogar dedicado a él: Es muy importante que antes de comprar una mascota se sea consciente de que se cuenta con el espacio que necesita para vivir. Una jaula o un espacio en la cochera no son suficientes para un ser vivo, lo mejor para decidir si se puede tener a la mascota es pensar lo siguiente: "¿Yo podría vivir ahí?". También tomar en cuenta el tamaño, por ejemplo, si se quiere un perro como mascota y se vive en un departamento, lo más conveniente no es traer a casa un gran danés, sino un perro de raza pequeña.
  • Tolerancia: Es muy importante tomar en cuenta este factor, ya que es uno de los principales causantes del maltrato animal y abandono. Una mascota es como un niño -por ejemplo un cachorro es lo equivalente a un bebe humano-, está empezando su vida y conociendo su mundo. Los cachorros son curiosos por naturaleza y pasan por etapas al igual que los humanos, por lo que el tener paciencia es la clave para entender la etapa en la que se encuentra la mascota, y con esto ser capaces de ayudarle a lo largo de su vida, entender que el que muerdan los zapatos y destrocen todo lo que puedan es porque les salen los dientes, porque empiezan a conocer los materiales, etc. Así que si en la parte de tolerancia se está bajo, no es recomendable adquirir una mascota.
  • Tiempo: Es un factor crucial. Una mascota, al igual que un niño, requiere tiempo. La soledad afecta no solo al ser humano, sino también al resto de los seres vivos, es por eso que en todo el reino animal existen las manadas y familias, y si no se tiene el tiempo suficiente para que la mascota se sienta amada es mejor comprar un peluche o algún artículo que no requiera atención.
  • Factor económico: Igual de relevante que los anteriores. Toda mascota requiere alimento, limpieza y sus cosas personales, muchas personas lo definen como "una pequeña renta", "un integrante más de la familia", que, aunque no implique un gasto suntuoso, sí debemos considerarlo en el presupuesto. El tener a la mascota bien alimentada, limpia y con sus pertenencias es un factor definitivo para su bienestar.
Una vez que se entienden estos factores y se acepta el compromiso con el nuevo integrante es tiempo de decidir qué mascota es la adecuada para el hogar y buscarla.

Una buena opción para elegir un perro es en un refugio, ahí se encuentran verdaderos ángeles en espera de un hogar y una oportunidad para dar su lealtad y amor.

Recompensas que nos dan las mascotas

Las mascotas saben retribuir el amor y el cuidado que se les brinda. Aunque muchas veces no se espera algo a cambio, ellas saben cómo hacer que las queramos aún más.

Son una gran compañía y muchas saben cuándo consolar y dar felicidad. La lealtad que brinda una mascota es durante toda su vida y pase lo que pase el darse la oportunidad de ser amado por la mascota es una de las mejores experiencias de la vida.

Por último, es importante ser conscientes de que una mascota es para querer y proteger, no para desquitar un mal día o por un capricho. Es un ser vivo que requiere respeto y un hogar en donde tenga un lugar dentro de la familia. Cuidar de los seres vivos es cuidar de nuestro entorno y nuestro mundo.