Es importante conocer y respetar las elecciones que cada quien hace, basadas en la libertad y la democracia. Para delinear la recuperación y el respeto por la diferencia -sin dejar de lado los puntos de encuentro- la propuesta es hacer un breve recorrido por las diversas identidades de género. ¿Qué se entiende por cada uno de estos cuerpos simbólicos?

La noción de género

La palabra género tiene muchos sentidos posibles: puede referir a géneros literarios o discursivos, hablar de un “tipo o especie” o indicar una referencia gramatical para distinguir entre lo masculino y lo femenino.

La idea es problematizar y pensar al concepto de género como algo relacional. En primer lugar, cabe pensar la relación entre los sexos y la diferencia que implica haber nacido varón o mujer, desde el punto de vista biológico.

En segundo lugar, se puede pensar en la construcción cultural que hace que exista esa diferencia y que le otorgue determinados atributos a uno y otro sexo.

A esta construcción cultural, la llamaremos género. Ella, hace que exista una distinción entre actividades, espacios y consumos ligados a lo femenino y otros diferentes y exclusivos que refieren a lo masculino.

Estas construcciones deben analizarse para aprehender que ninguna actividad, espacio o consumo es excluyente para ninguno de los géneros y que todos pueden realizar las tareas que otros realizan. La educación que comparte la sociedad está imnersa en construcciones de sentido común, que discriminan e indican los caminos deseables o esperables que se deben tomar de acuerdo con el dato biológico-sexual con el que se nace.

Nombrarse o ser nombrado gay como tal se refiere a personas atraídas sexual o amorosamente, por gente de su mismo sexo. Son homosexuales, especialmente varones, aunque muchas veces, también se asigna así a las mujeres en igual elección.

  • Ser gay: A fines de la década del ´60, el Movimiento de Liberación Gay inauguró su ideología política de visibilidad con el lema “out of the closet and into the streets” -salir del armario y volcarse a las calles-.
Esta lucha logró que la homosexualidad ya no fuera considerada una enfermedad por la Organización Mundial de la Salud en el año 1974.

  • Ser lesbiana: El termino lesbiana es adoptado por las mujeres homosexuales como signo de género, identidad y diferencia sexual. Muchas mujeres lo prefieren a “gays” para diferenciarse de los varones homosexuales.Entonces, las lesbianas son aquellas mujeres que tienen una atracción sexual por gente de su mismo sexo.
  • Ser travesti: Travestis son las personas que usan ropa y/o maquillaje del sexo opuesto con el fin de expresar su propia identidad.Puede tratarse tanto de mujeres que visten como hombres como de hombres que visten como mujeres.Su orientación sexual puede ser hetero u homosexual, pero no reniegan de sus genitales.
  • Ser transexual: La palabra transexual se refiere a personas que sienten que nacieron con el sexo equivocado, ya sean pre operados/das (“trans” deviene de “tránsito”, “haciendo camino”), pos operados/as (aquellas/os que llevaron adelante su demanda del derecho a modificar su cuerpo a su voluntad) o no operados/as.
Los transexuales, entonces, pueden ser personas que se sienten del otro sexo y adoptan sus atuendos y comportamientos -sin necesariamente haber pasado por la operación de cambio de sexo- en busca de una identidad acorde con sus sentimientos y deseos y/o personas que mediante tratamiento hormonal e intervención quirúrgica adquieren los caracteres sexuales del sexo opuesto.

  • Ser bisexual: El término bisexual hace referencia a personas que alternan las prácticas homosexuales con las heterosexuales y no sienten rechazo por sus genitales.
  • Ser intersexual: Los conocidos como intersexuales son personas que poseen, en grados variables, caracteres sexuales de ambos sexos (hombre y mujer), por lo cual los recién nacidos muestran una ambigüedad genital.
En el pasado se los llamó “hermafroditas”.La lucha política de los intersexuales es criticar la práctica médica de aplicar cirugía “correctiva” ( cuyas consecuencias pueden ser problemáticas o riesgosas) inmediata a los niños recién nacidos con genitales ambiguos.Fomentan procesos centralizados en el tratamiento psicológico para los pacientes, sus familiares y personas más cercanas.El movimiento político de los intersexuales reivindica el derecho a elegir la propia identidad y el propio cuerpo.

  • Ser transgénero: Transgénero es un término que agrupa a aquellas personas cuya expresión o identidad de género difiere de las expectativas convencionales del sexo físico (travestis, transexuales, intersexuales).

Construcciones sociales

La noción de género postula la construcción social que implica el ser heterosexual, homosexual o transgénero. Sólo visualizando esta construcción es posible preguntarse porqué determinadas "opciones" de identidad sexual son más estigmatizadas que otras, cuál establece la "normativa oficial" y qué tipo de relaciones se tejen entre aquellas y aquellos que están fuera de la sexualidad hegemónica.