La construcción de una democracia en la que no existan exclusiones no es posible cuando los derechos de ciudadanía de un conjunto importante de población se ven, en algunos casos seriamente, afectados; constituyendo la visibilidad de estos ciudadanos y ciudadanas en las instituciones y por parte de las mismas un trabajo fundamental y necesario. La superación de esta exclusión sólo será posible cuando se logre su visibilidad en todos los aspectos de la vida cotidiana, que deberá ir de la mano del análisis de las aportaciones de los colectivos excluidos.

Identidad e inclusión

Según RIVAS ( Identidad nacional y culturas populares ) la identidad alude a la especificidad sociocultural e histórica de cada pueblo, en un constante proceso de endo-culturalización y de Inter-culturalización; pero, como continúa el autor, de nada vale una identidad si el pueblo que la tiene no es el sujeto histórico de su autogestión y autodeterminación. De esta manera, la construcción de una auténtica identidad sólo tiene lugar cuando todos los miembros y comunidades presentes en el espacio -ya real o imaginario, compacto o diseminado - son considerados como miembros activos del proceso social y político constitutivo de la misma.

La identidad como ideología.

La identidad es un constructo ideológico en el que lo afrodescendiente, en muchas ocasiones, no está presente o es tratado desde una perspectiva estereotipada que refuerza más la discriminación. Es frecuente encontrar desde el discurso del mestizaje que el análisis de la presencia afrodescendiente se limita a la búsqueda de un fenotipo característico. Como la pureza de rasgos no existen debido a las mezclas, pues todos somos mestizos, entonces nadie podría sentirse discriminado como afrodescendiente, pues lo afrodescendiente apenas existe

En este sentido, como dice GARCÍA (Comunidades Afroamericanas y transformaciones sociales) la respuesta de las autoridades a la inclusión del tema afrodescendente en la legislación, sería similar a la siguiente: Incorporar, la variable afro es plantear un falso problema porque aquí todos somos mestizos.

Por otro lado, coincidimos con SARTORI ( La sociedd Multiétnica) y BUENO AGUILAR, (controversias en torno a la educación multicultural) que la utilización del concepto diversidad, respeto a las diferencias y asociados, en muchas ocasiones han sido utilizados para perpetuar las diferencias, que suelen traducirse en diferencias económicas y privilegios de unos grupos sobre otros.

Las aportaciones de la afrodescendencia a la identidad latinoamericana

Como punto de partida para el estudio de la importancia de la aportación de la afrodescendencia a la construcción de la identidad latinoamericana debemos tener en cuenta las siguientes consideraciones tomadas del Primer Congreso de la Cultura Negra en las Américas (Bogotá 1988)

Que el negro africano fue sometido por más de cuatro siglos a la infamante esclavitud bajo el régimen colonialista de las distintas potencias europeas.

Que para justificar la explotación se le concibió como una simple fuerza de trabajo privada de facultades creadoras.

Que los regímenes republicanos se abstuvieron de abolir la esclavitud al proclamar su independencia de las monarquías colonizadoras perpetuando por más de un cuarto de siglo la explotación del negro en abierta contradicción con los ideales de libertad, igualdad y fraternidad que proclamaban

Que bajo tales gobiernos republicanos y democráticos se han mantenido contra el negro y sus descendientes mulatos y zambos, formas discriminatorias raciales, económicas, políticas, sociales y culturales, abiertas o enmascaradas

Que la mayor parte de los misioneros, historiadores, ideólogos y antropólogos han interpretado el aporte cultural del negro en las Américas acomodando sus interpretaciones a las conveniencias de los expoliadores colonialistas.

Que los estudios antropológicos contemporáneos conciben al hombre como una célula multicultural en permanente creación de valores espirituales y materiales cualesquiera que sean su raza o el sistema socioeconómicos que lo explote.

La Identidad es un proceso político, que -como tal- supone la primacía de unos grupos sociales en detrimento de otros. Se trata de analizar ese patrimonio cultural afrodescendiente de acuerdo con la definición patrimonio cultural inmaterial adoptada por la UNESCO en el artículo 2 de la CONVENCIÓN PARA LA SALVAGUARDIA DEL PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL, aprobada en la 32 reunión de la Conferencia General de la UNESCO celebrada en París, en octubre de 2003 y cómo el mismo influye en la generación de una manera peculiar de analizar la realidad, de estructurar las relaciones sociales o económicas.

La incorporación de los afrodescendientes como ciudadanos de pleno derecho, pasaría, como hemos dicho, por su visibilidad en los asuntos públicos – administración, estadísticas, currículum educativo, legislación, instituciones,… - para ello será necesario en primer lugar su presencia en los medios de comunicación, que con frecuencia se limita a la asunción de papeles de personajes cercanos a la delincuencia o a trabajos de servicio doméstico con lo que se refuerza la mentalidad de discriminación y minusvalía social, despreciando igualmente sus aportaciones a consolidación a la construcción de Latinoamérica, tanto pasadas como presentes o futuras.