Incluso siendo imaginativo, resulta bastante complicado en ocasiones determinar qué se le puede regalar a nuestra pareja femenina, cuando llega su cumpleaños, nuestro aniversario, Navidad o el Día de los Enamorados. Resulta básico en cualquier pareja mantener muy abierta la comunicación, y por tanto estar al tanto de los gustos de nuestra novia, y saber qué necesita y qué no. Pero en muchas ocasiones, se acerca peligrosamente la fecha y no hemos pensado en nada.

Conviene esforzarse y buscar algo, pues sino ella pensará que la relación está en decadencia, y que ya no sentimos por ella lo mismo que antes. A tal fin, recopilamos una serie de sugerencias que pueden ser bastante útiles.

Regalar ropa a nuestra pareja femenina

Regalar ropa a la novia resulta una opción de lo más arriesgada. Conviene conocer mucho a nuestra pareja y haber sabido fijarse en su estilo propio y personal. Tanto las chicas más elegantes, como las que tienen una forma de vestir más informal, son muy quisquillosas a la hora de elegir lo que se ponen o no. Tiene que estar en su línea personal, y a veces, adivinar qué consideran como apropiado para su estilo es bastante complicado.

También, obviamente, es importante conocer su talla, para acertar con algo que le valga. Y se deben tener en cuenta sus necesidades, por ejemplo, si tiene menos vestidos de verano, y sin embargo le sobran las chaquetas de primavera, etc. En cualquier caso, es recomendable comprar artículos con los que no vaya a haber ningún problema a la hora de realizar cambios.

Regalos románticos

Es buena idea buscar un regalo especialmente romántico para mantener viva la llama. Conviene tener mucho cuidado para no cruzar la fina línea que separa el romanticismo de la cursilería. Por ejemplo, regalarle una escapada de fin de semana para dos personas en un parador es romántico, pero regalarle una pareja de ositos rosas con corazones y una piruleta puede resultar excesivamente empalagoso. Conviene mantener la elegancia.

En cuanto a los regalos románticos se debe tener en cuenta sobre todo el valor emocional del regalo, o sea, qué sentirá nuestra pareja cuando vea lo que le tenemos preparado. Por ejemplo, suele resultar más efectivo regalarle flores especialmente significativas para ella, que una pulsera fría e insulsa, que además, cuesta mucho más.

También valorará cualquier regalo que hemos podido hacer con nuestras propias manos. Por ejemplo, si tenemos habilidad para la artesanía y le regalamos un objeto tallado por nosotros mismos, un colgante que hemos fabricado, un cuento que le hemos escrito, etc., le resultará mucho más cálido que algo para lo que hayamos tenido que realizar un desembolso sustancial.

Son especialmente agradecidos los regalos románticos que se disfrutan en pareja. Por ejemplo, un viaje de un fin de semana a París, lo disfrutaremos también nosotros.

Lencería erótica

Conviene regalar lencería erótica y regalos 'porno' en general cuando la relación ya está bastante consolidada. Regalárselo a la chica a la que queremos conquistar, puede llegar a resultar grosero. Conviene tener en cuenta qué prendas le quedarán mejor a nuestra pareja. O sea, algunas chicas están mejor con lencería de encaje, otras con medias de rejilla, tanga, etc. Un sugerente camisón, de algún tejido suave al tacto, como el raso, nunca falla.

El problema de este tipo de regalo es que puede resultar difícil comprar lencería erótica si somos un poco tímidos. Internet puede ser una buena solución, siempre y cuando ella no vaya a interceptar el regalo si vivimos juntos.

La ventaja es que este regalo lo disfruta tanto el que lo regala como la receptora. A ella le gustará porque se sentirá sexy, pero a nosotros verla con ese picardías atrevido transparente puede elevarnos el ánimo hasta límites insospechados. Reactiva sin duda la vida sexual y puede ser una solución para la monotonía que surge en ocasiones.

Joyas y artículos de lujo

Evidentemente, a nadie le amarga un dulce. Posiblemente, regalando objetos caros, se acierte siempre, pero claro, es necesario rascarse bastante el bolsillo. La ropa de alta costura y los abrigos de pieles suelen ser valores seguros, pero son prendas de vestir, por lo que conviene tener en cuenta los comentarios anteriores sobre esta cuestión.

Las joyas conviene seleccionarlas cuidadosamente e incluso ir varias veces a la tienda y pensárselo con tranquilidad. Suelen ser más vistosas y espectaculares en función de su precio, por lo que si nuestro presupuesto es más bien ajustado, se debe buscar un artículo que guarde el equilibrio, o sea que resulte lo más atractivo posible aunque no sea carísimo. Las joyas tienen la ventaja de que nunca pierden valor, sino que más bien algunos metales nobles, como el oro, se revalorizan, por lo que aunque se canse de ellas, siempre se pueden vender.

Por último, es necesario tener en cuenta cuándo es mejor entregarle el regalo. Conviene esperar a ese momento especial, después de una cena romántica.