La economía está peor que nunca en países como España. La crisis económica mundial que se originó en 2008 en Estados Unidos ha tenido consecuencias horribles que en algunos casos parecen no tener fin. Cuando las empresas están más necesitadas de aire para respirar, todas las noticias son malas, y según los expertos se avecina una recesión. Así las cosas, cualquiera que tenga la financiación necesaria, a pesar de todo, se lo piensa dos veces a la hora de invertir en cualquier sector.

Pero, ¿existen todavía negocios en los que se pueda confiar? Aunque todo el mundo lo está pasando muy mal, rebuscando un poco aparecen algunos modelos de negocio que han salido ganando en tiempos de crisis. Por ejemplo, algunas cadenas de comidas rápidas están obteniendo grandes beneficios porque ofrecen menús muy baratos para salir del paso, mientras que las empresas de compra-venta de oro arrasan, aprovechando la necesidad de la gente de vender sus joyas. Y las tiendas de artículos de segunda mano funcionan mejor que nunca.

Negocios en alza

Conviene estudiar minuciosamente los campos en los que aún es posible obtener beneficios. Por ejemplo, aumenta la demanda en el sector de las reparaciones. Los negocios de restauración de electrodomésticos, relojes o zapatos son hoy más necesarios que nunca. Los clientes prefieren intentar arreglar algunas de sus posesiones cuando no disponen de presupuesto para comprarlos nuevos.

Un negocio de arreglos de ropa usada, que por ejemplo adapte los pantalones del hermano mayor a la anchura del pequeño, tiene muchas posibilidades de ser rentable.

También es posible intentarlo con negocios de productos de primera necesidad (panaderías y demás) y otros artículos y servicios que la gente seguirá comprando a pesar de la crisis. Por ejemplo, aunque las peluquerías notan que algunos de sus clientes esperan todo lo posible para cortarse el pelo, no van a dejar de hacerlo, por lo que siguen teniendo ingresos.

Ideas nuevas

Una buena idea consiste en entrar en el sector de la comida especializada. Aunque la comida basura está monopolizada por las grandes multinacionales, existe un amplio vacío en el campo de la alimentación para celiacos, diabéticos, etc. Se pueden montar restaurantes que tengan también servicio de comida a domicilio.

Otra idea interesante aún poco explotada consiste en ofrecer el servicio de peritaje de coches. Con la crisis, han aumentado considerablemente las ventas de coches usados, pero el comprador nunca sabe si le están timando. Un profesional que cobre por ofrecer un veredicto parcial puede ser muy útil a la hora de tranquilizar a las personas interesadas en un vehículo.

También se puede fundar una empresa dedicada al asesoramiento de obras. Cuando un particular o una comunidad de vecinos tiene que hacer frente a una reforma, normalmente se pierde entre especificaciones técnicas de los presupuestos que le ofrecen. Se puede cobrar al cliente por tomar nota de sus necesidades y buscarle el mejor precio entre diferentes empresas.

Ideas para webs que den dinero

A través de internet también se puede ganar dinero. La desventaja es que normalmente existe mucha competencia en todos los sectores, pero la gran contrapartida es que requiere de una inversión mínima, sobre todo en comparación con los costes de poner una tienda real. Existen varios modelos de webs en alza que actualmente están arrasando en EE.UU.

  1. Webs de intercambio de casas para vacaciones. Ya aparecía este modelo de negocio en la comedia romántica "The Holiday (Vacaciones)", donde una americana y una estadounidense se intercambiaban sus respectivas residencias unos días. La web debe permitir encontrar, con un sencillo motor de búsqueda, a alguien que viva en el lugar al que el cliente debe ir de vacaciones y que a su vez desee visitar la localidad en la que este reside. Si se alcanza un buen número de usuarios, será fácil que esto se consiga.
  2. Compra venta de ropa para niños. En Estados Unidos florecen las empresas que reúnen cajas de ropa usada para bebés, de pocos meses o hasta 9 años, cuando su crecimiento es más rápido. En la web, los padres pueden comprar por poco dinero una caja llena de ropa para una edad determinada, y a la vez vender la que a ellos no les sirva.
  3. Webs de cupones de descuento. Exigen mucho trabajo, pues se deben negociar las promociones directamente con cada empresa dispuesta a ofrecer descuentos en sus productos. Pero sin duda, en tiempos de crisis, son muy consultadas en internet. Los clientes no sólo miran una, sino que rebuscan entre todas las que están disponibles en busca de alguna oferta interesante que aún no conozcan.