A lo largo del tiempo se han construido una serie de lenguajes para transmitir conocimientos, ya sea entre los miembros que forman parte de la comunidad, en el momento actual o de una generación a otra.

Varias escuelas antropológicas han coincidido que la cultura es un sistema de comunicación, en el cual el lenguaje simbólico juega un papel clave. Antes de la creación de la escritura fonética se empleó la imagen. Existieron escrituras a partir de dibujos, como se muestra en los códices mesoamericanos. La imagen no fue sustituida por la escritura fonética, al contrario ha logrado mantenerse hasta la actualidad como lo muestra el homo videns que todos llevan dentro.

La importancia del símbolo en el aprendizaje

El símbolo es la unidad básica de comunicación gráfica, que representa a un objeto, idea, hecho, grupo o persona. Permite hacer tangible lo invisible, ayuda a acercar lo que está lejano, crea identidad y peculiaridad.

Los símbolos se interrelacionan, tienen sintaxis, convenciones y códigos, que forman un sistema, un lenguaje que es la base de la culturas. El símbolo por medio de la asociación fortalece la memoria, por su mensaje ilumina el entendimiento y motiva a la acción.

El estudio de los símbolos

La selva de los símbolos, como lo llamó Víctor Turner tiene su propia ciencia que es la iconografía que analiza a la imagen, permite describir y obtener los mensajes escondidos en la pintura, escultura, libros, etc. Cuando se aprende un idioma se abre un mundo de posibilidades en la vida cotidiana, el estudio y el trabajo. Lo mismo sucede cuando se adquiere conocimiento iconográfico, que tuvo su origen en los estudios realizados por Vitrubio (23 a.C) y Cesare Ripa (1593 d.C), quien fue el primero en emplear la palabra iconología. Posteriormente inició su etapa como ciencia, en el siglo XVIII con investigadores como Gravelot y Nicolás Cochin. En el siglo XX fueron fundamentales las aportaciones de Erwin Panofsky y de Santiago Sebastián.

La iconografía se ha especializado en analizar las relaciones entre las imágenes, las alegorías, lo simbólico, los mitos, leyendas y la historia. Los tres campos de la iconografía son: la mitología politeísta, la religiosa monoteístas y la civil. Para lo cual tiene que acercarse a fuentes de primera mano tanto orales como escritas.

Aplicaciones de la iconografía en la conservación y difusión cultural

Son muchas las aplicaciones de la iconografía en diversas ramas del saber humano. Estos son algunos ejemplos;

  1. Asesoría a museos, galerías, iglesias, conventos, zonas arqueológicas para descifrar el mensaje de sus imágenes, crear inventarios, etc.
  2. El turismo cultural tiene como piedra angular a la iconografía, ya que el turista consume información tanto de la cultura material e intangible estructurada por símbolos. Dependencias encargadas de turismo, instituciones de conservación de patrimonio, agencias de viajes y guías de turismo requieren del conocimiento iconográfico.
  3. La arquitectura, la restauración, el diseño de interiores se deben acercar a la iconografía para colocar imágenes adecuadas al estilo que estén desarrollando. En las restauraciones continuamente se cometen errores graves por falta de acercamiento con la iconografía.

Aplicación de la iconografía en otros campos

  1. El marketing, el diseño gráfico y la publicidad requieren del conocimiento iconográfico para lograr generar mensajes efectivos que motiven al consumo. De hecho conceptos como nicho de mercado, surgieron de la idea de nicho en iconografía.
  2. Colaboración con antropólogos, historiadores y geógrafos para conocer la estructura social, los procesos de cambio y continuidad. La geografía emplea como base de sus análisis la cartografía, que es la ciencia encargada de la representación simbólica del territorio por medio de mapas.
  3. Para la educación por medio de la construcción de materiales didácticos que hagan más atractiva y eficaz el aprendizaje. Se ha demostrado que uno de los canales que dominan en la enseñanza es el visual por medio de videos, mapas conceptuales y mentales.
En la economía de la información, el dominio de la iconografía es fundamental para comprender la cultura, que al final de cuentas es un juego de símbolos y todas actividad se realiza dentro de un sistema cultural. Siempre una imagen dice más que mil palabras.