En México el desayuno es una de las comidas más importantes del día. Según los expertos, desayunar bien es la base de una buena dieta, por eso ofrezco aquí la receta de uno de los desayunos más sabrosos y populares de la gastronomía mexicana.

Casi todos los desayunos mexicanos cuentan con huevos, frijoles o tortillas y deben ser acompañados por zumos de frutas naturales y/o café. Aunque los huevos motuleños cuentan con muchos ingredientes, varían según el lugar donde se preparan y son, en realidad, muy fáciles de hacer.

En esta receta encontrarás los huevos motuleños que suelen hacerse en la Ciudad de México y cuyos ingredientes son facilísimos de conseguir en casi cualquier mercado.

Van acompañados de tostadas, es decir, tortillas de maíz fritas. En México pueden prepararse en casa, pero también pueden comprarse previamente preparadas. Dentro y fuera de México, pueden preapararse las tostadas con harina nixtamalizada de la marca Maseca.

Ingredientes

(Para 4 personas)

  • 8 tostadas o tortillas fritas de maíz
  • 8 huevos
  • 8 lonchas finas de jamón cocido
  • 8 lonchas de queso de sandwich
  • 1 lata o 250 gr.de frijoles refritos
  • 1 plátano macho
  • Aceite suficiente para freir
  • Sal

Para la salsa

  • 1/2 litro de tomate frito
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 taza de guisantes cocidos
  • 1 chile chipotle (opcional)
  • 2 cuacharas de aceite de oliva

Preparación

  1. Primero debes preparar la salsa. Pica la cebolla muy fina y pon dos cucharadas de aceite en una olla pequeña. Cuando el aceite esté caliente, añade la cebolla y déjala pochar a fuego medio hasta que quede transparente.
  2. Añade los guisantes cocidos a la olla y rehoga durante un minuto más. Si quieres darle un toque de picante, añade en este momento el chile chipotle bien picado y dale un par de vueltas. Después incorpora el tomate frito y baja el fuego para que todo se vaya calentando despacio.
  3. Corta los plátanos macho con el grosor que más te guste y pon a calentar en una sartén 5 ó 6 cucharadas de aceite. Cuando el aceite esté bien caliente, fríe los plátanos y resérvalos en un plato.
  4. Calienta los frijoles refritos en otra sartén que no tenga aceite. Cuando estén calientes úntalos en las tostadas.
  5. Pon sobre cada una de las tostadas una loncha de jamón y otra de queso.
  6. En una sartén pequeña pon a calentar 5 ó 6 cucharadas de aceite, si el aceite de freir los plátanos está limpio, puedes utilizarlo ahora. Fríe los ocho huevos y ponlos sobre las tostadas que ya tendrán los frijoles, el jamón y el queso. Sala los huevos.
  7. Pon dos tostadas por plato y añade la salsa de tomate, cebolla y guisantes por encima, de manera que cubran las tostadas y los huevos.
  8. Añade a cada plato unos trozos de plátano frito y sirve inmediatamente.