Los tiempos de vacas flacas no son excusa para la pérdida de romanticismo. Los hoteles de amor express con Suites por horas son la solución. En Brasil, Argentina y Venezuela son una institución, y en la Europa latina, España e Italia, están en pleno auge.

La mayoría de los love motels tienen acceso al dormitorio desde garaje privado, espejos en el techo, colchones de agua, camas redondas, jacuzzi, barra americana... Todo tipo de detalles para desatar la pasión y huir de la rutina.

Son una propuesta idónea para celebrar San Valentín o convertir cualquier día cotidiano en el día de los enamorados.

¿Parejas estables o amantes?

Éste tipo de moteles son muy populares entre las parejas jóvenes en Latinoamérica. Una joven de Barquisimeto, confirma la clave de su éxito: “En Venezuela muchos treinteañeros conviven con sus padres, y por eso recurren a éste tipo de establecimientos”. La necesidad de privacidad les empuja.

En Argentina los denominan Telos. Los hay de dos tipos, desde los más básicos y funcionales, donde se debe guardar cola para el cambio de sábanas, a otros más ostentosos.

En las principales ciudades brasileñas no hay barrio sin su motel o nidito de amor. Por ejemplo en la playa de Leblon de Río de Janeiro se ubica el VipMotel. Sus Suites tienen potro. “Es una silla con estribos para separar las piernas y encontrar posturas más cómodas con tu pareja”, explica la joven. En su país, Venezuela, también existen.

La mayoría de hoteles de la Carretera Panamericana de Caracas a los Teques lo tienen. Quizás por eso es conocida como la Ruta del amor o el Camino del placer. En ella se encuentran el Hotel Bosque Dorado, el Hotel Las Vegas, el Motel Orquidea, el Motel Panorama, el Hotel Canaima, el Hotel Colonial y el Hotel La Chaumiere.

En casi todos el check in y check out está informatizado, se accede a la habitación a través de un garaje privado y el servicio entrega la comida, cena o desayuno a través de una ventana. “Por supuesto que muchos acuden con sus amantes. Sobre todo el día de la Secretaria. Ese día las empresas cierran antes y organizan cenas para agasajar a las secretarias. Y algunos utilizan la excusa de la cena para regresar a casa más tarde, pero no creo que ese tipo de clientes infieles a sus parejas sea el mayoritario. Es algo muy popular entre novios”.

Lujo y confort a precio de saldo

En Italia y España este tipo de moteles funcionan bien porque ofrecen un alojamiento de mucha calidad a precios muy asequibles. A partir de 54 euros los clientes pueden disponer de una habitación elegante y moderna con todo tipo de comodidades durante seis horas. “Yo tengo una amiga que se aloja en ese tipo de moteles cuando viaja por motivos de trabajo. La compensa descansar un par de horas y disfrutar de una sauna o un hidromasaje ella sola”, explica otra chica entrevistada por HolidayCheck.

Cristina está convencida de que este tipo de hoteles se consolidarán en el futuro: “Son muy cómodos, apenas se pierde tiempo en recepción, ofrecen plazas de garaje privada, se pagan por las horas que los disfrutas, y ahorran mucho estrés”, afirma la agente de viajes española.

Algunos ejemplos son:

Motel K a 20 minutos en coche de Milán. Sus Suites son temáticas. Reproducen desde el paisaje de la isla griega de Santorini, a una gruta marina o un domicilio en Manhattan. Los baños son de mármol y las butacas de terciopelo. Es muy exclusivo.

Hotel Motelpuntcatorce en Gava, una zona industrial junto a la playa a cinco minutos de Barcelona en tren de cercanías. Las habitaciones son elegantes y minimalistas. Ofrecen como extra ropa interior sexy a un set de tinta de chocolate comestible para pintar el cuerpo.

La França presume de ser el mejor hotel de parejas en Barcelona. Es muy céntrico. Se ubica junto al Mercat de les Flors. Por San Valentín cobran un suplemento de 10 euros. El hotel cuenta con un interiorismo selectivo. Las Suites están dotadas de pizas restauradas de los muebles barceloneses de los años 80.

Zouk Hotel a 20 minutos del centro de Madrid tiene como logo una tentadora manzana roja con un mordisco. Ésta indica en los últimos kilómetros el camino al motel a lo largo de la Nacional 2. Su especialidad son los techos móviles con solarium y una gran oferta de juguetes para adultos.

Otras direcciones de interés:

Hotel Aladdin, es la cadena de moteles por horas con más renombre en Venezuela. Ofrece habitaciones por horas en Caracas, Maracay, Barquisimeto, Valencia y Miami.

El origen japonés de los hoteles del amor

Directorio de albergues transitorios o telos en Argentina