Con las recientes muertes de Jane Russell y Michael Gough, es hora de recordar a muchos actores y actrices que hace tiempo traspasaron la edad de jubilación, pero que, en muchos casos, aún se encuentran en activo.

De hoyuelos y de hermanas enfrentadas

Kirk Douglas (1916), padre de Michael Douglas (1944) e inolvidable intérprete de "Espartaco", pese a accidentes y problemas de salud, dejó muestras de su legendario vigor en la reciente gala de los Oscars.

En 1935 debutó la británica Olivia de Havilland (1916), inolvidable Melanie de "Lo que el viento se llevó" (1939). Ella y su hermana, Joan Fontaine (1917), no han vuelto a verse desde 1975.

Comenzaron jóvenes

La británica Elizabeth Taylor (1932) también formó parte de la edad dorada de Hollywood, donde debutó con tan solo diez años, convirtiéndose en una de sus grandes estrellas por sus películas, escándalos y repetidos matrimonios. Compañero de reparto, el menudo Mickey Rooney (1920), continúa trabajando en la actualidad.

Otro actores infantiles de aquella época son Jackie Cooper (1922) y Shirley Temple (1928) y Margareth O'Brien (1937)

Homenajes merecidos

Eli Wallach (1915) recibió al fin el homenaje de Hollywood, el Oscar honorífico de este año. Como también lo obtuvieron, años antes, Jerry Lewis (1926), Lauren Bacall (1924) o Sidney Poitier (1927).

Tipos duros; otros no tanto

Pese a su edad aún sigue en activo, con varios proyectos en 2011, Ernest Borgnine (1917), mítico integrante de Grupo Salvaje.

Otro duros veteranos: George Kennedy (1925), Wilford Brimley (1934), Patrick MacNee (1922), Stuart Whitman (1928), Roger Moore (1927), Rip Torn (1931) o James Garner (1928), superviviente del estelar reparto de "La Gran Evasión" (John Sturges, 1963), como Richard Attenborough (1923) y David McCallum (1933).

Imagen menos pétrea las de Robert Wagner (1930), Louis Jordan (1921), John Gavin (1931) o Cliff Robertson (1923),

Otras leyendas de Hollywood

Barbra Streisand (1942), sigue actuando tanto en cine como en el mundo de la música. Aislada del mundo vive en la actualidad Doris Day (1924), sin interés por recibir homenajes, y dedicada a labores benéficas.

Entre el retiro y trabajos puntuales viven Shirley McLayne (1934), Angela Lansbury (1925), Sophia Loren (1934), Joanne Woodward (1930), Eleanor Parker (1922), Maureen O'Hara (1920), Eva Marie Saint (1924), Dorothy Malone (1926), Vera Miles (1930), Leslie Caron (1931), Mia Farrow (1945), Raquel Welch (1940), Alain Delon (1935), Jean Paul Belmondo (1933), Julie Christie (1941) o la española Sara Montiel (1928), que también puso su pica en Hollywood.

Sorprende ver que intérpretes como el escocés Sean Connery (1930) o el norteamericano Gene Hackman (1930) también vivan apartados del cine, por más que ambos tienen más de 80 años.

También viven retirados el director y actor Mel Brooks (1926), Piper Laurie (1932), Tippi Hendren (1930), Celeste Holm ( 1917) y Zsa Zsa Gabor (1917)

No les hablen de jubilación

Por su edad podrían haber seguido el camino de sus compañeros; sin embargo, esta no parece ser la intención del británico Michael Caine (1933), que continúa colaborando en grandes películas, como el celebrado viaje al mundo de los sueños "Origen" de Christopher Nolan.

Tampoco Christopher Lee (1922), presencia habitual en el cine de Tim Burton, ni el legendario Lawrence, Peter O'Toole (1932), o su compañero de reparto en aquella, el egipcio Omar Sharif (1932), ni Robert Duvall (1931), parecen tener intención de jubilarse.

No dejan de trabajar el sueco Max Von Sydow (1929); ni los británicos Vanessa Redgrave (1937), Albert Finney (1936), Derek Jacobi (1938), Ian McKellen (1939), Bob Hoskins (1942), Julie Andrews (1935), Ian Holm (1931), Malcon Mc Dowell (1943), David Warner (1941), Maggie Smith (1934), John Cleese (1941), John Hurt y Michael Gambon (1940); tampoco los norteamericanos Nick Nolte (1941), Harry Dean Stanton (1926), Paul Sorvino (1939), Joe Pesci (1943), el canadiense Donald Sutherland (1935), otrora estrella reconvertida en presencia lujosa en cine y televisión.

Reyes de los 70 y 80

Compañera de Sutherland en "Klute", Jane Fonda (1937), hija de Henry, y hermana de Peter (1940), parece poco interesada por recuperar el papel destacado que tuvo en la década del los setenta del siglo pasado; igual que la protagonista de "Chinatown", Faye Dunaway (1941).

Símbolos sexuales, reyes de aquella década, Warren Beatty (1937) y Robert Redford (1936) han alcanzado al final el reconocimiento como directores que muchas veces se les negó como intérpretes.

Mitos en activo, también con edades para jubilarse, son Dustin Hoffman y Jack Nicholson (1937), Robert De Niro (1943), Al Pacino (1940) y Harrison Ford (1942); presencias estelares durante las últimas cuatro décadas.

Grandes de los 70, aunque quizá carezcan del peso de los cinco anteriores: Martin Sheen (1940), James Caan (1940), John Voight (1938), Ryan O'Neal (1941), Harvey Keitel (1939), Elliott Gould (1938) o Christopher Walken (1943) aún dan lustre con su presencia a muchos repartos.

Aunque hasta el éxito de "El silencio de los corderos" no era una estrella, el galés Anthony Hopkins tenía una larga carrera a sus espaldas. En los ochenta arrancaba la del norteamericano Morgan Freeman (1937).

Clásicos televisivos

Ya citado su compañero de reparto David McCallum ("El agente de CIPOL"), Robert Vaughn (1932), uno de los pocos supervivientes de los míticos "Siete Magníficos", aún se mantiene en la actividad.

Igual que los miembros de "Star Treck", Leonard Nimoy (1931) y William Shatner (1931); Joan Collins (1933), malvada del serial "Dinastía", o su rival en aquella, Linda Evans (1942), en cambio, parecen retiradas. Otro mito de la televisión: Richard Chamberlain (1934)

No es justo olvidarlos

Dick Van Dyke (1925), James Earl Jones (1931), F. Murray Abraham (1939), Hal Holbrook (1925), Peter Falk (1927) - "Colombo"-, Robert Loggia (1930), los ganadores del Oscar Alan Arkin (1934) y Olimpia Dukakis (1931), los hermanos Fox, Edward (1937) y James (1939); James Cromwell (1940), Charles Durning (1923) y Dabney Coleman (1932).

No hay mejor cierre que las de los actores y directores Clint Eastwood (1930) y Woody Allen (1935), que pese a su edad continúan encadenando la realización de una película con la siguiente.