En 2011 la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la IARC ( International Agency for Research on Cancer) presentó un proyecto ante la Asamblea Parlamentaria y web Consejo de Europa en el que clasificó los campos electromagnéticos de radiofrecuencia como una de las causas que provocan enfermedades cancerígenas.

En España asociaciones como GEA (Asociación de Estudios Geobiológicos) centra este tipo de investigaciones respecto al hábitat debido a radiaciones artificiales, naturales y químicas. De igual modo existen prácticas naturales en bioconstrucción como proyectar edificaciones en lugares cuyo suelo haya condiciones óptimas de energía. Conseguir una buena canalización de sensaciones para que un lugar sea óptimo a nivel energético no es fácil.

Qué son las líneas Hartmann o red H y cómo evitarlas

En 1935 un médico alemán llamado Ernst Hartmann emprendió investigaciones sobre la red de energía y sus influencias en el hombre, medio ambiente y subsuelo. Afirmó que la Tierra emana radiaciones que provienen de energías telúricas, electromagnéticas o radiaciones cósmicas del planeta. Estas energías refractan constantemente sobre sí mismas cambios estacionales y de climatología como son las mareas.

Se consideran líneas de fuerza en el campo magnético terrestre llamadas red H o redes Hartmann en las que sus paredes invisibles abarcan desde la Tierra a la ionosfera traspasando cualquier tipo de material. Estas fusión de cargas negativas y positivas genera un campo eléctrico natural desconocido en la que puede influir en el sistema inmunológico humano como el insomnio y en edificaciones como grietas, fisuras en paredes o presencia de insectos.

El uso del cobre en materiales de construcción o cambiando los muebles de sitio puede reconvertir la polaridad de estas energías. Los peores lugares detectados en el interior de una vivienda son donde las redes de Hartmann se cruzan (río subterráneo o veta de agua) y en cuyo espacio se evitará colocar zonas de descanso tanto de día como de noche.

Métodos de estudio Feng Shui: geobiología y geomancia

Las energías de la Tierra afecta a los lugares donde se ha construido una vivienda y se puede detectar mediante estudios diferentes de Feng Shui como son los siguientes:

  • Geobiología: a través de una de sus teorías científicas explica que la Tierra está rodeada de campos energéticos tridimensionales que parten de la biosfera y penetran 100 metros por debajo de la corteza terrestre capaz de perturbar espacios, plantas, animales y personas en el interior de una vivienda. Incluso pueden ser detectados con facilidad mediante instrumentos como el péndulo, geomagnetómetro o biotensor.
  • Geomancia: estudia el entorno de una edificación y el nivel de intensidad energética que lo rodea junto con otras ciencias en la que se utilizan materiales ecológicos como la bioconstrucción. Para ello usan energías telúricas del lugar mediante parámetros o escala Bovis (unidades Bovis) y materiales adecuados en sus espacios interiores para conseguir su objetivo.

Principios de armonía para el hogar según el Feng Shui

Cuando un seguidor de Feng Shui escoge una vivienda para habitar sus espacios intenta saber que tipo de energía fluye en ese ambiente mediante una valoración perceptiva personal. Expertos del tema aconsejan otros tipos de mecanismos para conseguir estas metas como algunos de los siguientes:

  • Percepción objetiva: abundancia en exposición a la luz natural y facilidad de aireación mediante corrientes de aire con puertas o ventanas. Comprobación de las zonas de paso de las canalizaciones de agua y gas. Ambientes espaciosos con techos de mediana altura (3-3,5 metros) y con zonas externas (jardín, terraza o balcón).
  • Percepción del entorno: colinas o montañas redondeadas, cursos de agua en movimiento o valles próximos a la vivienda es positivo y ofrece una protección natural aportando una carga vital importante.

Feng Shui y Geo Qi: armonización de espacios

El objetivo final de Feng Shui cuando se realiza un estudio energético en casas u oficinas es estimular y armonizar distintas áreas de la vivienda mediante un análisis minucioso del espacio mediante una regularización de alteraciones llamadas geopatías . Sitúan las influencias de la naturaleza o el planeta con catalizadores de energía como el llamado Geo Qi mediante códigos a través de herramientas de lenguaje como son los siguientes:

  • Trigrama: información simbólica-energética entre la Tierra, Naturaleza y Cielo.
  • La Red: sistema de organización de la Tierra.
  • El Micro.Cosmos: diseña proyectos energéticos anímicos como reducir la presión, aumentar vitalidad o modificar el pesimismo.
Para su aplicación se unifican disciplinas como la geoacupuntura (diseños energéticos del espacio) con el I Ching, medicina tradicional china o la geobiología entre otras. De igual forma dan soluciones a otros problemas del entorno como neutralización de tecnopatías (influencias provocadas por campos electromagnéticos) en la que ayudan a vincular el desarrollo colectivo y personal con la percepción del espacio, habitantes y tiempo.

Estudios de geobiología afirman que usar materiales como hormigón armado en construcciones de viviendas absorbe energía vital y desvitaliza a las personas con un índice de 3600 Bovis cuando lo normal para el ser humano son 6400.