Con apenas un puñado de partidos jugados con la camiseta del FC Barcelona, y habiendo marcado solamente un gol oficial, Lionel Andrés Messi integró el plantel argentino que disputó la Copa del Mundo Sub-20 de Holanda 2005, conducido por Francisco Ferraro.

Pero, aunque suene poco creíble en la actualidad, Lío no era considerado, de entrada, un jugador imprescindible, ya que el ataque, en el match inicial, estaba conformado por Pablo Vitti y Gustavo Oberman.

En aquel partido, ante Estados Unidos en la ciudad de Enschede, Messi reemplazó a Oberman en el entretiempo, aunque no pudo modificar lo que fue la derrota ante los norteamericanos, 0-1.

Sin embargo, para el choque frente a Egipto, Ferraro decidió apostar desde el comienzo por el delantero rosarino, que no lo defraudó, y marcó el primero de los dos goles que produjeron el triunfo.

Neri Cardoso fue el artífice del 1-0 sobre Alemania, con el que Argentina se apoderó del segundo lugar en el Grupo D, y accedió a la siguiente ronda.

Colombia fue el adversario en octavos de final, y le hizo las cosas mas que difíciles al, hasta ese entonces, tetracampeón, con el gol de Harrison Otálvaro, a los cinco minutos del complemento. Pero apareció Messi, que, tras una pared con Cardoso, resolvió al primer palo del arquero Libis Arenas, e igualó. Julio Barroso le otorgó la clasificación a cuartos a los albicelestes, con su anotación, cuando el tiempo estaba cumplido.

Luego, fue el turno de España: Pablo Zabaleta abrió el score, Alberto Zapater empardó para los europeos, y, primero Gustavo Oberman, y después Lionel Messi, le dieron el pasaje a semis a los sudamericanos.

En dicha instancia tocó el gran clásico: Argentina-Brasil. Messi, con un gol memorable, mediante un remate de zurda desde afuera del área, que Renan no pudo desviar, le hizo dar a Argentina un paso adelante. No obstante, Renato igualó para la verdeamarelha a los 75, y, al igual que contra Colombia, en el tiempo adicional, Pablo Zabaleta hizo el tanto de la victoria.

El 2 de julio, en el Estadio Galgenwaard, de la ciudad de Utrecht, Argentina y Nigeria se debatieron el trofeo. Mediante dos tiros penales, Lionel Messi adquirió un doblete mas que suficiente para que Argentina consiga su quinta copa en la categoría (antes, Japón 1979, Qatar 1995, Malasia 1997 y Argentina 2001), y, en lo personal, hacerse tanto del Balón (al mejor jugador) como del Botín (al máximo artillero) de Oro.

El plantel campeón

  1. Oscar Ustari (Independiente) - arquero
  2. Gustavo Cabrail (Racing Club) - defensor
  3. Lautaro Formica (Newell´s Old Boys) - defensor
  4. Julio Barroso (Argentinos Juniors) - defensor
  5. Juan Manuel Torres (Racing Club) - mediocampista
  6. Gabriel Paletta (Banfield) - defensor
  7. Lucas Biglia (Argentinos Juniors) - mediocampista
  8. Pablo Zabaleta (San Lorenzo) - mediocampista
  9. Pablo Vitti (Rosario Central) - delantero
  10. Patricio Pérez (Vélez Sarsfield) - mediocampista
  11. Emiliano Armenteros (Banfield) - mediocampista
  12. Nereo Champagne (San Lorenzo) - arquero
  13. Ezequiel Garay (Newell´s Old Boys) - defensor
  14. David Abraham (Independiente) - defensor
  15. Rodrigo Archubi (Lanús) - mediocampista
  16. Neri Cardoso (Boca Juniors) - mediocampista
  17. Fernando Gago (Boca Juniors) - mediocampista
  18. Lionel Andrés Messi (FC Barcelona) - delantero
  19. Sergio Leonel Agüero (Independiente) - delantero
  20. Gustavo Oberman (Argentinos Juniors) - delantero
  21. Nicolás Navarro (Argentinos Juniors) - arquero
  • Director técnico: Francisco Ferraro

Lionel Messi y las selecciones juveniles

Pocos recuerdan que, a poco tiempo de su debut oficial con el FC Barcelona, la Selección de España le ofreció la nacionalización, para poder vestir la roja. Sin embargo, La Pulga se negó, ya que manifestó que su anhelo era jugar para Argentina.

Fue partícipe del Campeonato Sudamericano Sub-20, en Colombia, donde Argentina quedó en tercer lugar y clasificó al mundial de Holanda, ya repasado. En el certamen continental, Messi finalizó con cinco goles, siendo escolta (junto al chileno Nicolás Canales) del colombiano Hugo Rodallega.

Cooperó en la obtención de la medalla de oro en el Torneo de Fútbol Masculino de los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008, estando presente en todos los cotejos, y anotando frente a Costa de Marfil, en primera ronda, y a los Países Bajos, en cuartos.

En la selección mayor debutó el 17 de agosto de 2005, en un amistoso frente a Hungría, siendo expulsado al minuto de ingresar, por el tristemente célebre referí alemán Markus Merk. Con la principal estuvo en 74 oportunidades, habiendo acumulado 24 festejos, y participando de dos Copa América (Venezuela 2007 y Argentina 2011) y de dos Copa del Mundo (Alemania 2006 y Sudáfrica 2010).