La Heptarquía anglosajona es un período característico de la historia británica en el que se destacan siete reinos o "siete gobiernos" - como significa la palabra "heptarquía" en griego -. Sin embargo no está determinado cuantos reinos germánicos se formaron desde las primeras invasiones, pero para fines del siglo VII eran siete y ese número ha quedado para caracterizar el período histórico.

La formación de la Heptarquía anglosajona

Durante el período que transcurre entre las invasiones a Britania de mediados del siglo V y VI y el año 700, en los territorios ocupados por los anglosajones, surgen los siete reinos de la heptarquía anglosajona. Cuatro de estos reinos se ubicaban en el sudeste, uno era de origen anglo, Anglia Oriental, otro era fundado por los jutos, Kent y los otros dos eran de origen sajón, Essex y Sussex. En el sudoeste se ubica Wessex originario de tribus sajonas y al norte estaban los reinos de Mercia y Northumbria, desprendimientos de anteriores dominios de componente anglo. Los cuatro primeros eran pequeños y salvo una efímera y limitada supremacía de Kent desde fines del siglo VI hasta el primer cuarto del siglo VII, estos reinos no pasarían a tener importancia. En cambio Northumbria, Mercia y Wessex tenían relevancia respecto de los otros reinos y tendrían cada uno su momento de predominio. Sus territorios eran relativamente grandes y sus ejércitos estaban siempre en un grado mayor de preparación y eficiencia, debido a su permanente estado de beligerancia con los vecinos galeses y escotos, sin contar las guerras entre ellos.

El reino de Kent

Los primeros invasores germánicos llegaron a la zona más cercana al continente, Kent, hacia el año 450. Eran los jutos, quienes formaron el reino de Kent - mantuvo un nombre céltico, proveniente de la tribu local de los cantii -. La historia de este reino será la más importante de los cuatro pequeños reinos del sudeste. Su influencia se extendió hacia los cercanos Essex, Sussex y Anglia Oriental, merced al largo y sabio gobierno de Ethelberto, rey de Kent desde 560 a 616. Ethelberto no solamente fue un gobernante pacífico - dentro de lo pacífico que se podía ser para la época - sino que además fue codificador y permitió la evangelización de sus territorios de influencia.

Agustín Obispo de Canterbury

El cristianismo había sido borrado de la zona ocupada por los anglosajones, quienes se habían mantenido en el paganismo. Fuerte era sin embargo la influencia de la iglesia cristiana en su versión céltica irlandesa y más fuerte sería la versión romana, cuando el Papa Gregorio I decidió enviar misioneros hacia el año 597, al mando de un monje romano, Agustín. Ethelberto, casado con una princesa franca católica, permitió a los misioneros la evangelización en su zona de influencia y hacia 601 Agustín fue nombrado Obispo de Canterbury - la capital de Kent -; desde ese momento este cargo fue el más importante de la Iglesia en Inglaterra. Pronto el cristianismo se extendería hacia los otros reinos.

Northumbria y Mercia

Los invasores anglos habían ocupado territorios costeros del Mar del Norte y habían penetrado profundamente hacia el oeste. En esos territorios se habían formado los reinos de Bernicia, al norte, Deira, al centro y Anglia Oriental, el más meridional. Hacia el año 560 se hizo fuerte en Deira un gobernante llamado Elli, quien guerreó contra los britanos y a sus expensas ganó territorios al oeste, fundando allí una colonia hacia 586 a la que llamó Mercia; pronto esta colonia se haría autónoma y emergería como reino. Hacia 593 Elli murió y el gobernante de Bernicia, Ethelfrith, invadió Deira, unificando ambos territorios. El joven hijo de Elli, Eduino, se exilió en Anglia Oriental, donde su rey Rewald lo protegió, y colaboró para que recuperara su trono en 617, derrotando en batalla y matando a Ethelfrith.Eduino asumió como rey de Deira y Bernicia unificados en un solo reino que con los años se llamaría Northumbria. Eduino extendió su influencia sobre todos los reinos y permitió, gracias a su matrimonio con la hija cristiana de Ethelberto de Kent, la evangelización de su reino y la fundación del segundo obispado en Inglaterra: York. Mercia, surgido como un desprendimiento de Deira, logró una autonomía precoz, merced a su beligerancia con los galeses y sus vecinos anglosajones. Hacia 626 se destaca un gobernante pagano llamadoPenda, quien ávido de batallas, guerrea contra Eduino derrotándolo totalmente hacia 632.Eduino muere en la batalla de Hartfield. Lo sucede un hijo de su anterior enemigo Ethelfrith, llamado Oswald quien toma el dominio en Northumbria, pero es muerto en batalla por Penda hacia 641. Un hijo de Oswald, Oswiu, accede al poder por su padre e intenta evitar la guerra conPenda, pero este lo fuerza a pelear; finalmente los northumbrios antes derrotados en dos oportunidades, combaten con furia y derrotan a los mercianos, batalla en la que muere el viejo rey Penda. El hijo de Penda, Wulfhere, accede al trono de Mercia y se convierte al Cristianismo; para esa época ya no quedan gobernantes paganos en la isla.

El reino de Wessex

Es oscuro el origen de Wessex, ubicado al sudoeste de la isla y consolidado con jefes tribales hacia el año 500. Entre estos jefes se destacan Cerdic y Cynric, entre los años 519 hasta 554. Se suceden oscuros gobernantes como Ceawlin, Ceol, Ceolwulf y Cynegils; este último se habría convertido al Cristianismo y bautizado hacia 640. Wessex se expandió a costa de los galeses, y hacia el año 600 había logrado dividirlos en Cornualles y Gales. Respecto de la influencia de Ethelberto de Kent, Wessex había logrado mantener su independencia, pero no tanto respecto de Eduino y Penda, contra los que sufrieron derrotas, aunque nunca determinantes. Hacia el año 690 asciende al poder el rey Ine, gobernante sabio, organizador y codificador. Su reinado sentaría las bases de un reino fuerte y eficazmente gobernado, algo determinante para los duros tiempos que vendrían para toda la Heptarquía anglosajona