El hipertiroidismo es un cuadro clínico que se caracteriza por el incremento de la actividad de la glándula tiroides. Esta glándula, situada en la parte frontal del cuello, justo debajo de la laringe, produce las hormonas tiroideas T3 y T4, triyodotironina y tiroxina respectivamente, cuya síntesis es regulada por la tirotropina (TSH), una hormona estimulante de la tiroides. Su misión consiste en regular las reacciones metabólicas del organismo. Cuando esto no sucede, como en el caso del hipertiroidismo, se elevan los niveles de hormonas tiroideas en la sangre con la consiguiente aceleración de las funciones del organismo.

El hipertiroidismo es una enfermedad que afecta alrededor del 1% de la población, con una prevalencia superior en el caso de las mujeres, sobre todo en la franja de edad que va de los 30 a los 40 años.

Causas del hipertiroidismo

Aunque en algunos casos se desconoce la causa de esta enfermedad, el hipertiroidismo puede estar ocasionado por distintas enfermedades y afecciones, tales como:

  • Enfermedad de Graves.
  • Exceso de yodo.
  • Enfermedad autoinmune.
  • Tiroiditis.
  • Tumores no cancerosos ubicados en la glándula tiroidea o en la hipófisis.
  • Tumores en los testículos o en los ovarios.
La enfermedad de Graves, en particular, es la responsable de alrededor del 70% de todos los casos de hipertiroidismo. Se cree que esta enfermedad puede ser hereditaria.

Síntomas del hipertiroidismo

Se puede hablar de una serie de síntomas que se consideran habituales en el hipertoroidismo. Entre los más comunes podemos mencionar:

  • Taquicardia o arritmia.
  • Insomnio.
  • Pérdida de peso.
  • Ansiedad.
  • Piel caliente, rubor facial, sudoración fácil y sensación constante de calor.
  • Diarrea.
  • Problemas menstruales.
  • Temblores.
  • Hipertensión.
  • Irritabilidad.
  • Debilidad y fatiga.
  • Dificultades respiratorias.
  • Abortos espontáneos.
Uno de los síntomas fácilmente observable es el que presenta el paciente en los ojos, que se conoce como ojos exoftalmos o, más familiarmente, ojos saltones, en los que también se observa exceso de lagrimeo y rojez.

Diagnóstico del hipertiroidismo

El diagnóstico se establecerá atendiendo a diversos factores. Tras la observación de los síntomas y de la historia médica y familiar, se procederá a las distintas pruebas y exámenes para determinar la presencia de hipertoriodismo.

Un primer examen de carácter físico podrá revelar claramente la enfermedad. El agrandamiento de la tiroides, junto a un aumento de la frecuencia cardiaca son aspectos bastante concluyentes. Pueden estar acompañados de temblor en los dedos, piel húmeda y suave, reflejos hiperactivos y, asociado a la enfermedad de Graves, ciertas anormalidades en los ojos.

Los exámenes de sangre para comprobar los niveles hormonales se centrarán en el nivel de la TSH, que podría estar bajo, y el de las hormonas T3 y T4, que por lo general será alto. Otros exámenes complementarios incluirán la captación de yodo por parte de la glándula tiroides.

Existe una forma leve de hipertiroidismo, conocido como hipertiroidismo subclínico, que a menudo no presenta síntomas y que se diagnostica mediante niveles sanguíneos normales de hormonas tiroideas.

Alimentos e hipertiroidismo

Algunos autores inciden en la alimentación como uno de los factores para controlar la tendencia hiperactiva de la tiroides. En el sentido contrario, ciertos alimentos podrían agravar la situación.

Entre los alimentos saludables están las crucíferas, como la col, el brócoli o el rábano, las legumbres, semillas de lino, cacahuetes, mijo, piñones y frutas y verduras en general.

En el polo opuesto están los alimentos que deben evitarse, empezando por el marisco y las algas marinas. Tampoco se recomienda la sal, el ajo, la avena y frutos secos, como los anacardos, los pistachos o las almendras. Excitantes, como el café, el mate, la canela, el ginseng y, en general, todos los picantes, deben restringuirse al máximo en la dieta.

Hipertiroidismo y embarazo

Cuando coinciden embarazo e hipertiroidismo, la mujer debe estar igualmente compensada como cualquier otro paciente. El tratamiento se llevará a cabo mediante medicamentos antitiroideos, los cuales no afectarán al feto o lo harán de forma transitoria sin repercusión en su posterior desarrollo. El bebé, eso sí, puede nacer con una leve hiperplasia en su glándula, que a los pocos días se normalizará. Lo que debe evitarse en el tratamiento es el empleo de la L-tiroxina.

Tratamiento del hipertiroidismo

El tratamiento para el hipertiroidismo tendrá mucho que ver con la causa y con la gravedad de los síntomas. En general suelen emplearse los medicamentos antitiroideos, el yodo radiactivo y, en caso de ser necesario, la cirugía para extirpar la tiroides. En este último extremo, el paciente deberá tomar pastillas que sustituyen la función de la glándula tiroides durante el resto de su vida.

Cuando aparecen síntomas, como una alta frecuencia cardiaca, sudoración y ansiedad, también se utilizan betabloqueadores, como puede ser el propanolol.

El hipertiroidismo es curable en algunos casos, pudiendo desaparecer algunas de sus causas sin tratamiento. Cuando la causa es la enfermedad de Graves, sin embargo, suele empeorar con el tiempo y afectar la calidad de vida.

Posibles complicaciones del hipertiroidismo

La tirotoxicosis es una crisis tiroidea provocada por infección o estrés. Puede ir acompañada de fiebre, confusión y dolor abdominal. Esta situación requerirá hospitalización inmediata. Otras complicaciones se relacionan con el corazón, como la insuficiencia cardiaca congestiva, la alta frecuencia cardiaca o la fibrilación auricular. Cuando el hipertiroidismo se prolonga durante mucho tiempo, aumenta el riesgo de padecer osteoporosis. Por lo que respecta a la cirugía, hay que señalar que también puede reportar complicaciones, como la ronquera, cicatrización del cuello o niveles bajos de calcio. También los tratamientos y los fármacos pueden llevar aparejadas diversas complicaciones.

Si el artículo te ha parecido interesante ayuda a su difusión con un clik en "me gusta".

Podéis seguir mis artículos en Twitter.