La fontanería no requiere del empleo de herramientas caras, aunque lo más seguro, es que salgan rentables incluso aquéllas que se compren para utilizar en sólo una ocasión. Sin embargo, existen otras herramientas que están diseñadas para reparaciones especiales de fontanería que pueden emplearse también para otros trabajos de bricolaje.

Antes de empezar a realizar un trabajo de fontanería, conviene tener una idea exacta de en qué consisten y cómo funcionan las redes de alimentación. Después, todo es cuestión de hacerse con el equipo necesario y comenzar por los arreglos más sencillos.

Herramientas para desatascar desagües

Para eliminar los atascos en los desagües, se utiliza normalmente un desatascador manual. El modelo básico es ideal para inodoros, aunque también sirve para bañeras y fregaderos. En aquellos casos donde el desatascador manual no alcanza el sitio bloqueado se recurre al cable desatascador. También existe en el mercado un desatascador especializado en inodoros.

Si se está intentando desatascar un desagüe y no se consigue con ninguna de las herramientas anteriores, se puede intentar con un accesorio de presión para mangueras. Hay que conectarlo a una manguera de jardín, insertarlo en la tubería de desagüe y abrir el grifo para que salga el agua a presión.

Ajustes en tuberías

Para ajustar tuberías y hacer otras reparaciones, es necesario comprar una llave ajustable (llamada también grip o de pico de loro), que puede valer para muchos diámetros y secciones. Existen llaves ajustables para tuberías de hierro. Para manejar tuercas de grifos y otros sanitarios es muy útil la llave inglesa.

Si se necesita doblar tuberías flexibles de cobre, emplear un muelle doblador de tubos. Una fresadora con abocardador es necesaria para hacer uniones abocardadas en tuberías de cobre.

Para hacer cortes en tuberías

  • Para seccionar tuberías, se emplea una sierra de arco; es imprescindible tener a mano varias hojas de sierra extra, ya que se suelen desafilar rápidamente.
  • Si se planea cortar tuberías de metal, adquirir un cortador de tubos. Y para cortar tuberías de alimentación de plástico, se puede hacer con una sierra de arco o unas tijeras específicas.

Herramientas para soldar tuberías

Para soldar tuberías de cobre se debe contar con un soplete de propano. Si es mucho la superficie que hay que soldar, es aconsejable comprarse uno con auto-ignición; si se dispone de un soplete normal, hay que activarlo con un encendedor de chispa.

Otras herramientas de bricolaje que son necesarias

  • A la hora de pasar tuberías por las paredes, hay que recurrir al taladro y brocas de pala.
  • El yeso laminado y la escayola se cortan con una sierra de sable.
  • Los trabajos delicados, como retirar juntas tóricas de los grifos, precisan alicates de punta de cigüeña.
  • No vendrá mal tener a mano una serie de útiles sencillos de bricolaje, como destornilladores, espátulas y cinta métrica.
  • Una linterna será de mucha ayuda para mirar dentro de las arquetas o en las rozas de las paredes.
  • A la hora de derribar paredes ligeras o abrir grandes huecos, así como para cortar rastreles y seccionar tuberías galvanizadas, la sierra de sable eléctrica será de gran ayuda. Y si se quiere retirar baldosas para acceder a una tubería o abrir rozas en una pared de ladrillo, se emplea comúnmente un cincel y un mazo pesado.
Mucha de estas herramientas no se utilizan muy a menudo en tareas de bricolaje, pero si realmente existe un interés por la fontanería o hay que llevar a cabo muchas intervenciones en las redes de la casa (por tratarse de una vivienda antigua o por tener que ampliar el sistema), merecerá la pena gastarse algún dinero en adquirir una buena cantidad de estas herramientas específicas.