En prácticamente todas las latitudes del globo, se encienden hogueras con motivo del solsticio de verano, a partir del cual los días son más cortos y por tanto el fuego que prende, tiene por objeto dar más fuerza al sol para que no muera. Es por este motivo, que el día de San Juan es ampliamente celebrado en países nórdicos, como Suecia, Noruega o Finlandia, en los que no se ve la luz del día en varios meses al año. Igualmente, existe la creencia de que el fuego purifica a quien lo mira y por tanto las hogueras también tenían esta misión en la antigüedad, no obstante, para muchos eran simples ritos, vinculados a los ciclos de la naturaleza.

Aunque las celebraciones difieren entre sí en algunas costumbres, prácticamente en todos los lugares es coincidente celebrar la Noche de San Juan o el solsticio de verano con hogueras y fiestas en las calles, además de practicando sencillos conjuros, que se crea o no en su eficacia, siempre resultan divertidos. Son muchos y muy variados.

Para encontrar el amor

  • A la primera persona a quien se abrace después de las doce de la noche, será la futura pareja.
  • Si bajo una higuera se pide conquistar el amor de cierta persona, así será.
  • Durante la última campanada en la noche de San Juan, al asomarse a la ventana la primera persona que pase será el novio o novia.
  • Si una mujer esconde tres patatas debajo de la cama, una sin pelar, otra a medio pelar y la tercera pelada, debe coger una de las tres sin mirar, si coge la pelada, vestirá santos.
  • Si en un plato de agua se colocan dos agujas nuevas, separadas entre sí y a los pocos minutos se juntan, la persona que practica el conjuro se casará en breve.

Para conseguir dinero

  • Para obtener riqueza se debe desollar un gato negro y secar su piel, con la que se hace una billetera. Allí se guardará el dinero que se obtenga.
  • Después de colocar tres patatas bajo la cama, una sin pelar, otra a medio pelar y la otra pelada. Dependiendo de la piel que conserve la que se coja a suertes, se dispondrá de mayor o menor suerte económica.

Para atraer la buena suerte o ahuyentar la mala

  • Si al salir después de las 12 de la noche, se encuentra un gato negro esto implicará mala suerte. Si el gato es de otro color la suerte será inversa.
  • Si se es dueño de una higuera o un helecho floreciente, será merecedor de fortuna. Quien vea florecer la yerba buena esta noche será muy afortunado siempre que lo mantenga en secreto.
  • La mandrágora, es una planta cuya raíz tiene forma humana. Es muy buscada durante la noche de San Juan ya que es portadora de buena suerte en determinados casos. Al ir a buscarla se tiene que llevar un perro, ya que al arrancar la planta, esta grita, lanzando una maldición. Si se acude solo, la maldición cae sobre el humano y no sobre el perro.
  • Si durante la noche de San Juan se encuentra un trébol de cuatro hojas, el que lo conserve tendrá buena suerte durante toda su vida.

Para la eterna juventud

  • Para mantenerse joven, hay que lavarse las manos y el cabello con agua de manantial, durante la noche de San Juan, ya que se considera que está bendita.

Para encontrase con el diablo

  • Si tras la media noche, quien da siete vueltas a la casa con una gallina negra, se encuentra al diablo.
  • Quien espere en un cruce de caminos durante la noche de San Juan, con una guitarra en la mano, será enseñado a tocar, por el diablo.
  • Al mirar al espejo fijamente durante la noche de San Juan aparecerá el Diablo, dispuesto a ofrecer un buen trato para negociar el alma mediante un grimorio.

Para obtener objetos mágicos

  • Para obtener una llave maestra, se debe hervir vivo un gato negro en el monte, rodeando la olla en círculo para ahuyentar a los malos espíritus. Uno de sus huesos, servirá como llave para abrir todas las puertas.

Para adivinar el futuro

  • La noche de San Juan se puede leer el futuro en la yema del dedo.
  • Si en una fuente se coloca agua y después se vierte plomo derretido, las formas que aparezcan pueden augurar el futuro.
  • Si a las doce de la noche se coloca tinta sobre una hoja de papel, que después se doblará cuatro veces. A la mañana siguiente, se interpreta el dibujo de la tinta.
  • El nombre del futuro cónyuge puede adivinarse enterrando tres guisantes con los nombres de tres personas por las que se siente atracción. El que amanezca con más brotes revelará el nombre de la futura pareja.
De todas estas supersticiones, las más que resultan más chocantes, son aquellas que para su materialización disponen de la vida de algunos animales, normalmente perros o gatos negros. Esto se debe a que en otras épocas se les relacionaba con el diablo y por esto fueron a menudo perseguidos y torturados, junto con sus dueños, siendo víctimas de la Inquisición.