El redactor de espectáculos del desaparecido periódico News of the World fue encontrado muerto el pasado lunes 18 de julio en su domicilio de Langley Road, en Watford. El periodista fue despedido del tabloide en 2005 por sus problemas con el alcohol y las drogas.

Relacionó a Andy Coulson con las escuchas

Hoare trabajó en los periódicos "The Sun" y "News of the World" con Andy Coulson, quien fue nombrado asesor de comunicación del Primer Ministro británico, David Cameron. Cuando en 2007 saltó el escándalo de las escuchas ilegales, Coulson dimitió pero aseguró no saber nada de los pinchazos telefónicos. Sin embargo, en aquel momento Hoare declaró que su antiguo jefe no sólo conocía estas prácticas, sino que además le instó a hacerlo en numerosas ocasiones cuando trabajaba en el diario.

Hace tan sólo unos días Hoare declaró al periódico "New York Times" que incluso los periodistas llegaban a sobornar a los agentes de policía para localizar a gente a través de la señal de sus teléfonos móviles.

Aún no se han esclarecido las causas de la muerte de Sean Hoare, aunque el pasado martes se le realizó la autopsia.

Murdoch y Brooks llamados a declarar

El magnate Rupert Murdoch, su hijo James y la exconsejera delegada de "News International", Rebekah Brooks fueron llamados a comparecer ante la Cámara de los Comunes para responder sobre el escándalo de las escuchas. Todos ellos pidieron disculpas pero aseguraron no estar al tanto de los pinchazos telefónicos.

Murdoch, además, dijo no sentirse responsable de estas prácticas y señaló a sus subordinados como los culpables del escándalo. La comparecencia del magnate australiano se vio interrumpida durante 15 minutos cuando un hombre, identificado como Jonnie Marbles, arrojó a la cara de Murdoch un plato con espuma de afeitar. El activista fue detenido por la policía.

Rebekah Brooks, por su parte, admitió que el tabloide empleaba detectives privados, pero negó rotundamente haber hecho pagos a la policía. Frente a la actitud combativa de su exjefe, Brooks adoptó en todo momento el papel de víctima e incluso relató que ella misma había sido objeto de escuchas ilegales cuando dirigía el periódico "The Sun". Brooks también negó estar al tanto de la intervención del teléfono de la niña desaparecida Milly Dowler, actuación que calificó como detestable.

David Cameron comparece en el Parlamento

El Primer Ministro, David Cameron, también tendrá que comparecer ante el Parlamento por este caso. Se ha sabido que uno de los periodistas detenidos, Neil Wallis, colaboró con Cameron en la última campaña electoral que le llevó a la Presidencia del Gobierno. Al parecer Wallis trabajada a las órdenes de Andy Coulson, quien posteriormente se convirtió en jefe de prensa de Cameron.

El Partido Conservador se ha apresurado a aclarar que el Primer Ministro no conocía la relación entre ambos periodistas. Cameron, que comparecerá hoy a las 10:30, ha señalado que llegarán hasta el fondo del asunto y se asegurarán de que no vuelva a ocurrir.

Por otro lado, la Comisión de Asuntos Internos del Parlamento británico ha acusado a News International de intentar frustar las investigaciones y ha arremetido contra la policía a la que acusa de cometer muchos fallos y de no haber examinado todo el material, lo que hubiera llevado a la identificación de más sospechosos.

El líder laborista, Ed Miliband, ha criticado a Cameron por estar paralizado ante el escándalo de las escuchas. Miliband considera que la situación del Primer Ministro es muy comprometida y que debería también pedir disculpas por haber contratado al exjefe de comunicación del "News of the World", Andy Coulson, como su jefe de prensa.