Cuando se planea un viaje, hay que saberlo todo sobre el sitio que se va a visitar: sus museos, monumentos, iglesias y sitios populares, para poder disfrutar mejor del sitio. Estos son muchos de los lugares que se pueden visitar en Ámsterdam.

Las mejores ofertas para volar a Ámsterdam

Gracias a las nuevas tecnologías, como Internet, ya no hace falta visitar una agencia de viajes para disfrutar de unas vacaciones. En Internet, hay diferentes páginas en las que se pueden buscar vuelos, como la de "atrápalo", "vueling" o "edreams", en estas páginas no solo se pueden adquirir los billetes de los vuelos sino también los billetes unidos a las estancia. A través de estas páginas, se pueden encontrar los precios más económicos.

Volar de Madrid a Ámsterdam en Semana Santa, con salida el día 20 de abril, a las 8:55 y con llegada a Ámsterdam a las 11:25, la vuelta el día 25 de abril a las 7:55 y con llegada a Madrid a las 10:30, con una duración aproximada de dos horas y media, tiene un coste aproximado de 225 euros por persona y en el precio va todo incluido.

Disfrutar de la Semana Santa en Ámsterdam, con salido desde Barcelona el día 20 de abril, a las 13:00 y con llegada a Ámsterdam a las 15:20 y con vuelta el día 25 de abril, a las 16:40 y con llegada a Barcelona a las 18:50, con todo incluido, tiene un precio aproximado de 240 euros por persona.

Hoteles con encanto y económicos en Ámsterdam

En Ámsterdam, hay muchos hoteles, como en todos los sitios, pero éstos son los hoteles más económicos y con mayor encanto de esta hermosa y popular ciudad.

El hotel Manofa está situado en Damrak, una de las calles principales y con fácil acceso a la mayoría de los monumentos que hay que ver en Ámsterdam. Pasar 5 noches en este encantador hotel tiene un precio aproximado de 560 euros y el precio va incluido: el 6% de IVA, el 5% de los impuestos municipales y el desayuno.

El hotel Bronckhorst situado a 10 minutos del museo Van Gogh. Dispone de conexión inalámbrica. Su precio aproximado es de 928 euros, en el precio va incluido el 6% del IVA y el 5% de los impuestos municipales.

Lugares históricos de Ámsterdam

Hay una gran variedad de lugares importantes que ver en Ámsterdam, como iglesias, museos, edificios y mucho más.

La Oude Kerk es la iglesia más antigua de Ámsterdam, se le dio este nombre cuando la nueva iglesia se construyó frente a la plaza Dam. La Oude Kerk está situada en la popular zona Roja. Fue construida en honor a San Nicolás. Su torre mide 70 metros y su construcción se comenzó en el siglo XIII.

El museo Van Gogh situado en la Museumpleir, la zona de los museos de Ámsterdam, guarda la mayor colección del artista, ningún otro museo tiene tantos obras como éste, su colección consta de 200 pinturas, 500 dibujos y grabados y 700 cartas. Se inauguró en 1973 y fue diseñado por Gerrit Rietveld y, tras su muerte, continuaron su trabajo Joan Van Dillen y J. Van Tricht.

El Palacio Real situado frente a la plaza Dam, es el edificio público más importante de Ámsterdam. Se construyó entre 1648 y 1665; se creó para poder cambiar el Ayuntamiento, ya que en el palacio en el que se encontraba había quedado pequeño. Su interior fue decorado por famosos pintores como Rembrandt.

Lugares populares de Ámsterdam

Ámsterdam es conocida por muchas cosas, como la zona Roja, o la posibilidad de fumar cannabis en alguno de los muchos bares que hay en la cuidad.

La Plaza Dam es la principal plaza de Ámsterdam. Está situada donde se creó la ciudad y está rodeada de los edificios históricos más importantes de la ciudad.

Ámsterdam es una ciudad surcada por 1281 canales, de los cuales 8 son levadizos. Cada tres días, se renueva, totalmente, el agua de todos los canales.

Los coffee-shops son uno de los principales atractivos turísticos de Ámsterdam, ya que desde que se legalizó el consumo de drogas blandas, en ellos se vende y se consume cannabis, aunque no es tan fácil como parece, pues los bares tienen que cumplir una serie de normas para que no los cierren.

La Zona Roja es un distrito en el que, desde que la prostitución se legalizó, está lleno de sex shops, shows eróticos en teatros y clubs, innumerables burdeles y escaparates que exhiben, alumbrados con luces de neón roja, a las prostitutas atrayendo a los clientes. Pero no es todo, pues la Zona Roja tiene todo lo que uno puede imaginar.

Ámsterdam es una ciudad en la que pasar unas vacaciones puede ser todo un desafío y un descubrimiento. Dispone de actividades para todos los gustos, así que no hay excusa, hay que disfrutar y conocer Ámsterdam en profundidad.