Una de las zonas menos conocidas y gran interés histórico, cultural y ecológico de la península Ibérica es la conocida popularmente como “raya hispano-lusa”, una de las fronteras más antiguas y extensas de Europa. Un territorio humanizado ya en época prehistórica, pero durante muchos siglos zona periférica y de baja densidad de población, que se constituyó en un área peligrosa en la que eran constantes los saqueos. Las rutas de senderismo habilitadas en estos últimos años en el área del Parque Natural del Tajo Internacional son áun poco conocidas y muy atractivas para los amantes de la Naturaleza, la Historia y las tradiciones.

Senderismo en Cedillo: un pueblo de frontera

En esta zona de fronteriza, en el suroeste de Cáceres y dentro del Parque Natural del Tajo Internacional se localiza el pueblo de Cedillo. Una localidad cuya Historia y cultura está profundamente marcada por su carácter de pueblo de frontera y, especialmente, por su localización en la Sierra de San Pedro, en la confluencia de los ríos Sever y Tajo. Una zona de enorme riqueza ecológica, arqueológica, etnográfica e histórica.

En época neolítica se localizaban en la sierra de San Pedro varias comunidades agrícolas y ganaderas cuya huella arqueológica ha quedado plasmada en una serie de conjuntos megalíticos que, junto con los de la parte portuguesa, conforman el conjunto megalítico más importante de Europa. En Cedillo se han descubierto un total de 23 dólmenes de tamaño mediano, situados en la zona de ribera de los ríos Tajo y Sever. A este conjunto, aunque de época posterior, se suma un grupo importante, espectacular y bien conservado de tumbas antropomórficas de amplia cronología, de la Edad del Bronce a la alta Edad Media.

Cedillo: rutas naturales dentro del Parque del Tajo Internacional

Las guías de viajes coinciden en subrayar la belleza paisajística, de fauna y flora, de Cedillo y su entorno. En el pueblo se localiza el Centro de Interpretación de la Naturaleza Tajo- Sever, siendo declarado Lugar de Importancia Comunitaria y Zona de Especial Protección para Aves (ZEPA). Son también varias las rutas de senderismo que se ubican dentro del término municipal de la localidad. Estas son el Camino al Canero-Rio Sever y el Pesquerón-Río Tajo.

Son destacables también los miradores sobre el Tajo y el embalse de Cedillo, construido en 1975, y en cuya presa fue botado el pasado 9 de marzo el barco turístico “Balcón del Tajo”. Un barco que recorre el Parque Natural del Tajo permitiendo visitar zonas restringidas del parque y admirar su riqueza natural.

Cedillo: la Ruta del contrabando

Tal y como concluye el investigador Eusebio Medina García, en la frontera hispano-lusa se produjo un tipo muy peculiar de contrabando, cuyo orígenes se remontan a los de la propia frontera. La “raya” fue espacio de encuentro, de un entendimiento que superaba las diferencias en favor de la supervivencia y el respeto mutuo. Cedillo es fruto de ese acuerdo tácito y su origen como pueblo está en la unión de pobladores de distintas procedencias aglutinados en torno al río, trabajando como barqueros, y los prófugos de las levas militares realizadas en el Reino de Portugal tras su independencia de España.

La ruta del contrabando, trasunto de una vida al filo de la subsistencia y sumamente necesaria en épocas de hambre y guerra, se ha recuperado para la memoria histórica dotada de cierto halo romántico y como una estrechar lazos con Portugal, al tiempo que se da a conocer la naturaleza y la gastronomía de la zona a los participantes en las rutas.

La ruta del contrabando es un itinerario de unos veinte kilómetros entre Cedillo y Montalvao que se suele organizar a lo largo del mes de marzo. El trayecto es de fácil accesibilidad pese a su longitud. La ruta parte del Pabellón Polideportivo de Cedillo, pasando por el camino de la Carrasquera, la Machiera y el camino al Canero-Rio Sever, hasta el embalse de Cedillo. Una vez allí, se embarca haciendo una travesía por los ríos Tajo y Sever hasta suelo portugués. Ya en Portugal, los caminantes recorren el Monte da Fajä y Capela de Nª Sra. dos Remedios hasta Montalvao.

Una interesante propuesta para incluir en un plan de vacaciones diferente, económico y que lleva aparejado un importante enriquecimiento cultural y personal.