Marcelino Camacho ha fallecido a los 92 años. Nacido en Osma la Rasa, en la provincia de Soria, fue un destacado luchador antifranquista, sindicalista de Comisiones Obreras (CCOO) de la que fue líder fundador, y miembro destacado del Partido Comunista de España (PCE). Ya su estado de salud provocó que se anunciara su muerte el día 26 de octubre, siendo desmentida poco después.

Marcelino Camacho como luchador antifranquista

Afiliado al PCE durante la II República, luchó en el bando republicano durante la Guerra Civil española. Su encarcelamiento durante largos años en las postrimerías del Franquismo fue uno de los símbolos de la lucha obrera y pacífica contra la dictadura del General Franco y de la transición irrevocable hacia la democracia. En total, Marcelino Camacho pasó cerca de 15 años entre rejas por luchar por lo valores de la democracia y la lucha obrera y sindical.

Su proceso más importante fue el conocido como proceso 1.001 contra los máximos dirigentes del sindicato comunista, hecho que le dio notoriedad internacional, por lo que se convirtió en uno de los máximos símbolos de la lucha antifranquista. Así, con la muerte de Marcelino Camacho ha fallecido una de las figuras fundamentales para llegar a entender la transición a la democracia en España desde la oscuridad del Franquismo.

El sindicato CCOO

El sindicato CCOO nace vinculado al PCE en el contexto de la lucha obrera contra la dictadura en los años 60 del siglo XX. A diferencia de otros sindicatos, la estrategia política de CCOO ha sido conocida bajo el nombre del entrismo, es decir, aprovechar las posibilidades que el sindicato vertical establecía para infiltrarse, y, desde dentro hacer el trabajo sindical necesario para la lucha obrera.

El papel de Marcelino Camacho en estos primeros momentos es fundamental para el éxito de este sindicato del que fue el máximo dirigente desde la transición democrática hasta el año 1987, siendo sustituido ese año por Antonio Gutiérrez, aunque fue el presidente de honor de CCOO hasta el año 1995.

Reacciones a la muerte de Marcelino Camacho

Las reacciones a la muerte de Marcelino Camacho no se han hecho esperar. Así desde el PCE se ha afirmado que ha fallecido el líder sindical más importante del siglo XX. También ha afirmado en una nota de prensa lo siguiente: "Marcelino Camacho ha dedicado su vida a la lucha por sus ideales y entregó su vida por las libertades de este país y por la defensa de los intereses de los trabajadores." Desde UGT se ha señalado "el legado sindical de Marcelino, un luchador incansable y comprometido con los derechos de los trabajadores que exigió la democracia política y la libertad sindical en plena dictadura".