La catedral primada de México cuenta con un importante acervo de patrimonio cultural en sus 16 capillas, distribuidas en sus extremos. De lado poniente se e encuentran las capillas de los Ángeles, la de san Cosme y Damián, la de san José, la de Nuestra Señora de la Soledad, la del Buen Despacho, la de Nuestra Señora de los Dolores y la de san Felipe de Jesús.

Del lado oriente se ubican las capillas de Nuestra Señora de las Angustias, La Inmaculada Concepción, Virgen de Guadalupe, Nuestra Señora la Antigua, san Pedro y santas Reliquias. En el norte están las capillas del Divino Salvador y la Virgen de Zapopan.

Capillas del lado poniente de catedral

La primera capilla del lado poniente es la de los ángeles y arcángeles hay pinturas de Juan Correa. Están representados los siete arcángeles y los coros angélicos. La segunda capilla es de san Cosme y Damián, gemelos que fueron médicos, martirizados decapitados. El retablo es barroco manierista que incluye pinturas de san Sebastián, san Hipólito y escenas de la vida,martirio y muerte de san Cosme y Damián. Hay una escultura de san Ramón Nonato,patrono contra los chismes.

La cuarta capilla está dedicada a san José es del año de 1660. Aquí estuvieron los restos de los primeros insurgentes que fueron trasladados en 1925 al Ángel de la Independencia. Sobresale su retablo estípite con imágenes de san Nicolás de Bari, san Luis Rey, etc. Capilla de Nuestra Señora de la Soledad tiene su retablo barroco salomónico, con pinturas con escenas de la pasión de Cristo. En la capilla del Señor del Buen Despacho, se expone el Santísimo. La Capilla de Nuestra Señora de los Dolores, la imagen estaba en el palacio imperial y a la muerte de Maximilano de Habsburgo fue donada a la catedral. Se observan esculturas de santo Domingo de Guzmán, san Vicente Ferrer, santo Tomás de Aquino, san Agustín, san Francisco de Asís y san Bernardo.

La capilla de san Felipe de Jesús resulta de gran interés porque se conserva la pila bautismal, del primer mexicano que llegó a los altares. También se encuentran los restos del consumador de la independencia de México Agustín de Iturbide junto con su trono de emperador y el corazón del que fuera presidente Anastasio Bustamante. Existen dos retablos barrocos uno versa sobre la vida, martirio y muerte de san Felipe de Jesús otro se refiere a santa Rosa de Lima.

Capillas del lado oriente de la catedral

Del lado oriente se encuentra a la entrada la capilla de Nuestra Señora de las Angustias de Granada, que es una virgen Dolorosa, en su variante de Piedad. Hay una pintura que representa a la Trinidad y se venera al Señor de la Misericordia y al beato Juan Pablo II.

En la siguiente capilla hay imágenes de san Charbel y san Judas Tadeo. La capilla de la Inmaculada Concepción es una de las más bellas con su retablo anástilo con pinturas sobre santa Rosa de Lima, san Rafael, santa Gertrudis, san Antonio de Padua, santa Rosalía, san Cristóbal, Virgen de la Piedad, Desposorios, Señor de la Columna y el sueño de san José.

La capilla de la virgen de Guadalupe presenta un altar neoclásico con esculturas de san Juan Bautista, san Juan Diego, san Joaquín y santa Ana, san Estanislao y san Francisco de Regis. La capilla de Nuestra Señora La Antigua presenta un altar neoclásico con pinturas sobre el nacimiento de la Virgen y la presentación de María al templo. Además del Santo Niño Cautivo, san Camilo de Lelis y san Felipe Neri. Es muy visitada la imagen de san Benito de Palermo.

La capilla de san Pedro Apóstol es de estilo barroco, tiene pinturas con pasajes de la vida, martirio y muerte del primer papa. La capilla del Santo Cristo y reliquias, tiene un retablo churrigueresco con pinturas de santa Verónica, María Salomé, María Magdalena, san Juan Evangelista, entre otros; destaca la escultura del Cristo de los conquistadores y reliquias de varios santos.

Capillas al norte

Al norte está la capilla del divino Salvador con un retablo con pinturas en que aparecen los 12 apóstoles. La capilla de Nuestra Señora de Zapopan con su retablo estípite con pinturas de santos fundadores, a su costado hay pinturas del beato Sebastián de Aparicio y Bartolomé Gutiérrez.

El turista cultural encontrará gratas sorpresas en todas las capillas de la catedral y en el resto de la construcción.