El verano, las comilonas, las barbacoas, las fiestas de los pueblos... La época estival es propia para hacer excesos poco beneficiosos para el organismo y para coger unos kilos de más, que luego son complicados de eliminar, teniendo en cuenta que en el invierno se consumen alimentos con mayor número de calorías para combatir el frío y no bajar las defensas.

Productos fáciles de encontrar y consumir

Sin embargo, existen una serie de productos naturales que son fáciles de encontrar y que se pueden consumir en cualquier momento, que ayudan a que el cuerpo pueda superar los excesos gastronómicos y desintoxicarse. He aquí algunos de los más beneficiosos para el organismo. Por ejemplo, dentro de la familia de las crucíferas, un grupo entre los que se encuentran la col, la coliflor, el brécol y las coles de Bruselas se encuentra un buen aliado para depurar y desintoxicar, gracias a su elevada concentración de calcio y fibra.

Los cítricos, contra la oxidación

Los productos cítricos también son muy recomendados por expertos dietistas, ya que protegen las lipoproteínas de la oxidación. Además, regulan los niveles de la glucosa en la sangre y contribuyen a la reducción de masa corporal. Otro alimento que se utiliza con mucha frecuencia en la cocina, como es el perejil, no sólo sirve para aderezar los guisos, sino que, además, es una hierba con virtudes medicinales, rica en vitamina C, hierro, calcio y antioxidantes.

Verduras con muchos beneficios diuréticos

Entre las verduras que más ayudan al bienestar del organismo también se encuentran los berros y la alcachofa. Los primeros son una excelente fuente de minerales, betacarotenos y vitaminas antioxidantes C y E. Por su parte, la segunda aumenta el flujo de orina, lo que favorece la desintoxicación del hígado, ya que atenúa el impacto de los tóxicos en el mismo.

Lo mejor después de una noche de resaca. Otro alimento imprescindible es el apio, que ayuda a la disminución del ácido úrico y los residuos tóxicos, porque posee un efecto protector sobre las vías urinarias y contiene mucha fibra.

El ajo y la cebolla reducen el colesterol

Por su parte, el ajo y la cebolla, dos básicos de la gastronomía española, son ricos en principios activos antioxidantes, pero lo mejor es que ayudan a rebajar el colesterol malo (el que produce graves daños, a veces irreparables, en el corazón) y los triglicéridos. El ajo es, también un excelente depurador.

Las virtudes del pescado azul y el aceite de oliva

Consumir pescado azul es algo que recomiendan los expertos en alimentación. No sólo por su valor nutritivo y sus pocas calorías, sino porque posee Omega-3, mejora la sensibilidad a la insulina y el metabolismo de la glucosa. Y respecto al aceite de oliva se pueden contar multitud de virtudes, pero destacar su efecto antioxidante, depurador del organismo, reductor del colesterol malo y depuración del organismo.

Ya por último, para concluir esta lista, hay que resaltar que las legumbres y los cereales integrales reducen la absorción de grasas y azúcares. Un lista de alimentos que merece la pena conservar para tener una salud de hierro.