Latinoamérica se ha enfrentado a varios conflictos que se desarrollan a partir de problemas económicos, políticos y sociales, mismos que generan en el pueblo la necesidad de reclamar al gobierno sus derechos fundamentales. En algunos países, este tipo de reclamos llegan a levantamientos armados que dejan en su camino coyunturas capaces de interferir con el sistema.

Tal es el caso de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, una organización que surge originalmente con el objetivo de acabar con las desigualdades de cualquier tipo y con la intervención estadounidense, mediante premisas de índole marxista-leninista.

Asesinato de Gaitán: el "Bogotazo"

El nacimiento de las FARC se da bajo una corriente mundial de pensamientos socialistas y comunistas, mismo que fue impulsado por la sociedad en la década de los cincuenta, seguido por países como Cuba, con la Revolución Cubana; Chile, durante la presidencia y posterior asesinato de Salvador Allende; e incluso en Estados Unidos mediante la lucha de Martin Luther King como activista del Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos para los afroamericanos.

Pero el origen de este grupo data del 4 de abril de 1948 con el llamado “Bogotazo”, cuando es asesinado Jorge Gaitán, candidato a la presidencia de Colombia por el Partido Liberal, quien era popular entre la clase baja de Colombia. Los liberales acusaron del asesinato al líder de los conservadores Lauriano Gómez. Ese acto comenzó la sangrienta guerra civil donde murieron 3 mil personas tan sólo en ese día por la lucha entre liberales y conservadores.

Conflicto armado en Colombia

Tras el conflicto, los líderes conservadores exigieron la aniquilación de los insurgentes, por lo que el 14 de junio de 1964 una brigada del ejército es enviada a concretar la misión bajo el mando del general Joaquín Matallana; sin embargo ese día se convirtió en movimiento agrario de autodefensa que desembocó en las ahora llamadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Lucha armada, la guerrilla de las FARC

La FARC comenzaron su operación de combate desde lugares remotos lejos de las ciudades principales de Colombia, pero debido al crecimiento del número de integrantes, la guerrilla se extendió al pie de las ciudades, lo que generó más ataques en donde las tropas gubernamentales fueron vencidas. Como consecuencia, cientos de soldados aún permanecen en manos de las guerrillas.

El conflicto propició un desequilibrio en el sistema gubernamental que en la actualidad, no ha sido posible combatir por ningún gobierno en Colombia, debido a conflictos económicos y políticos que ven en la guerrilla un método para controlar el orden público.

La guerrilla colombiana, una forma de superviviencia para muchas familias

Es así como personas o familias enteras buscan en la guerrilla, una forma de supervivencia frente al descontrol económico que se vive en Colombia, ya que las FARC representan una especie de institución que brinda los beneficios que no les da el Estado.