El Estado de Guanajuato se caracteriza por ser un estado conservador y su gobierno se ha mostrado renuente a darle seguimiento y apegarse a los principios y fundamentos internacionales que conceden y protegen los derechos sexuales y reproductivos de la mujer.

El Estado de Guanajuato y los derechos reproductivos

Para la realización de un diagnóstico acertado para mostrar el cumplimiento de los acuerdos y medir la evolución de la situación del Estado de Guanajuato respecto a los derechos sexuales y reproductivos, se pueden tomar como base los indicadores del área de la mujer y la salud y de los derechos humanos establecidos e identificados por la Plataforma de Acción de Beijing y además también sugeridos por la DAW por sus siglas en inglés (División para el Adelanto de la Mujer).

Entre los indicadores que miden la posición del Estado de Guanajuato a su incumplimiento en el acceso y protección a los derechos sexuales y reproductivos a las mujeres no son solo la falta de iniciativas, programas y acciones encaminadas a la difusión, la información y conocimiento de estos derechos, sino además las expresas prohibiciones, incluso violando los mandatos de mayor orden jerárquico, provenientes del nivel federal.

Violaciones a las disposiciones contenidas en tratados internacionales

Como ejemplo de estos son los programas para prevenir y atender el embarazo precoz, especialmente durante la adolescencia temprana, su medición y evaluación, o la existencia de un comité funcional, normas y estándares para la salud reproductiva, incluyendo planificación familiar y salud sexual.

Respecto a este mismo tema el Estado de Guanajuato no sólo no toma las iniciativas adecuadas para su realización sino que además contravino a la norma oficial Mexicana de los servicios de planificación familiar de la Secretaria de Salud, prohibiendo la venta de anticonceptivos de emergencia en el 2009 en 184 farmacias gubernamentales a través del Instituto de Seguridad Social de Guanajuato.

La educación sexual como parte de estos derechos

En cuanto a la incorporación en los programas de estudio temas sobre la salud, educación sexual y reproductiva y la equidad de género la Secretaria de Educación de Guanajuato anunció en el año 2006 a partir del comienzo del ciclo escolar 2006-2007 la no distribución en la entidad de los libros de texto de ciencias para primero de secundaria, hasta en tanto los asesores correspondientes no concluyeran el análisis del contenido sobre educación sexual.

Más violaciones a los derechos sexuales y reproductivos

Otro ejemplo, en marzo del 2010 la Secretaria de Educación de Guanajuato distribuyó 90,000 libros de biología para el primer grado de secundaria que la Secretaría de Educación Pública no autorizó, pues según la glosa del tercer informe del Gobernador Juan Manuel Oliva Ramírez, el titular de la SEG (Secretaria de Educación de Guanajuato) no avaló los contenidos de instrucción sexual en temas como el amor, la abstinencia, la virginidad y el matrimonio, rechazando la homosexualidad, la masturbación, el aborto y el uso de anticonceptivos.

El escenario anterior presume y advierte que la situación y posición del Estado de Guanajuato a través de su gobierno se encuentra en oposición a los lineamientos y provisiones de los estándares y marcos Internacionales legales que obligan a los Estados firmantes a cumplir con la protección de los derechos sexuales y reproductivos.