El señor José Reyes Aguirre Corona, mejor conocido como Don Rey Aguirre es el fundador de la cuadrilla de tastoanes Santiago de Tonalá; hace un par de décadas que él inició con este grupo, pero la tradición de Tastoanes viene de sus antepasados, desde varias generaciones atrás, y a la fecha ya son siete las generaciones que se ven involucradas en esta costumbre.

Desde hace algún tiempo, cada año, como parte de los festejos en honor de Santiago Apóstol, el 25 de julio participa este grupo en la jugada de las 4, es decir, realizan su tradicional Jugada de Tastoanes a las 16:00 horas.

El grupo Santiago de Tonalá está formando más generaciones de tastoanes

Rey Aguirre pertenece a la cuarta generación de tastoanes de su familia. Es una tradición que vienen realizando desde la época de su tatarabuelo, luego sus hijos aprendieron de él esta costumbre y también la han transmitido a sus descendientes.

Casi todos los nietos varones de Rey Aguirre son tastoanes y ellos y también sus nietas tratan de conservar la tradición transmitiendo su pasión por ella a sus hijos, que son parte ya de una séptima generación de la familia.

De esta última generación, todos aún son niños y no participan en la jugada con los tastoanes adultos pero sí se visten como tal y acompañan en la caminata a Santiago Apóstol, unos sobre el carro alegórico y otros llevando la pancarta del grupo.

Ser tastoan se lleva en la sangre

José Luis Bustos Aguirre, nieto de Rey Aguirre y perteneciente a la sexta generación de tastoanes de la familia afirma que: "ser tastoan se lleva en la sangre".

Y no se refiere precisamente a que los tastoanes del grupo deban ser de la familia, además de que no necesariamente tienen que ser descendientes de otros tastoanes como muchas personas pueden suponer. En cuanto a la edad, los tastoanes que pueden participar en la jugada ya tienen los 18 años cumplidos y los más grandes tienen 50 o más.

Para pertenecer a este grupo no es un requisito que sean originarios de Tonalá, pues hay tastoanes que son de otros municipios, como Guadalajara, porque están interesados en conservar esta tradición, aunque tampoco es tan simple como parece pues también asegura: "no basta con querer ser tastoan".

El grupo Santiago de Tonalá busca apegarse a la tradición

Para seguir la tradición de la forma más fiel posible es necesario que un grupo de tastoanes esté bien organizado. El grupo Santiago de Tonalá busca tener cada día una mejor organización y también tratan de uniformar su estilo, piden a todos los tastoanes que usen botas y un capote oscuro o gabardina en colores verde y negro. Además siguen el diálogo original de la representación y participan todos los personajes principales.

Desde un par de meses antes del día de la fiesta, el 25 de julio, empiezan los preparativos por parte del grupo, se ponen en contacto con todos los integrantes para organizarse y también desde uno o dos meses antes de la jugada comienzan a preparar su ajuar, es decir, su vestuario y su máscara pues casi todos los tastoanes usan una máscara nueva ese gran día pues dice: "la mayoría de los tastoanes año con año va renovándose".

La participación de los personajes en la jugada de tastoanes

Algunos de los personajes principales de la jugada pertenecen a la familia Aguirre, como es el caso de La Perra, que es caracterizado desde hace 4 años por Mario Alberto Martínez, quien es yerno de Rey Aguirre.

Otros participantes en la escenificación tienen muchos más años caracterizando el mismo personaje, como el de La Reina Cihualpilli, que lo representa desde hace 8 años Edith Maribel López Aguirre, nieta de Rey Aguirre, ella tiene 25 años y sobre el personaje cuenta que: "es la reina de los tastoanes pero a la vez es un poco traidora porque ella para evitar masacre recibe a los españoles".

Sobre su participación en la jugada dice: "es simbólica, represento a la reina, a la tlatoani que gobernaba aquí cuando llego Nuño de Guzmán". Menciona que ella camina al frente, junto con los Santos Santiagos y Los Reyes, hasta llegar a la plaza, la rodean para medir territorio y después se coloca en el estrado.

Se está forjando una nueva generación de tastoanes

Los niños que este año empezaron a participar de cierta manera en la tradición, como Fabián Bustos García que tiene 7 años y es de la séptima generación, se emocionan al usar el traje y ponerse su máscara. "Es mi primera vez que salgo de tastoan" dice, su tío le hizo la máscara "de pasta y de cuernos" porque menciona "antes eran de barro".

Las niñas más pequeñas dicen que también van a ser Cihualpilli y hasta los bebés de apenas unos 2 años ven las máscaras y sin que nadie se los pida toman el palo que les han preparado para vestirse y se ponen a danzar como pueden.

Esta es la nueva generación de tastoanes, que seguramente va a dar continuidad a la tradición de la manera más fiel posible como se los han venido inculcando.