La religión es tan antigua como la humanidad. Estudios realizados a las religiones primitivas concluyeron que el origen de las religiones se halla en el culto del ser humano a la naturaleza, a los muertos y a los espíritus. La mezcla de estos elementos con la creencia de la existencia de un creador o ser supremo hicieron surgir las diversas formas de religiosidad.

Aparte del cristianismo, el cual es profesado por poco menos de un tercio de la población mundial, las religiones de mayor importancia y que tienen más adeptos en el planeta son el islamismo, el hinduismo, el budismo y el judaísmo. Cabe destacar eso sí que más del 20 por ciento de las personas en el mundo no adhiere a ninguna religión y se declara ateo o agnóstico.

El hinduismo

La religión hinduista está estrechamente vinculada a la tradición sobre la India, a su historia y a su sistema social. Es la consecuencia de un largo proceso evolutivo que empezó tres mil años antes de Cristo. En la actualidad cuenta con más de 800 millones de fieles.

No tiene un fundador conocido ni profetas, y sus creencias se basan en dos puntos esenciales aceptados por la mayoría de sus fieles: la “reencarnación del alma” y “los caminos de la liberación”.

El primer punto establece que, después de la muerte, las personas alcanzan otra vida al tomar forma carnal (encarnarse) en otros seres vivos. La existencia de cada persona ha sido antecedida de otras anteriores. Su estado actual es el resultado de los actos malos o buenos de su existencia anterior.

El segundo punto nos indica que hay ciertos medios para llegar al encuentro con el llamado “Ser Supremo”, canales que en total son cuatro: el camino de los actos (cumplir los deberes que cada uno tiene), el camino del conocimiento (descubrir la verdad absoluta, el Brahma, a través de la meditación), el camino de la devoción (responder a la gracia divina con actos de bondad) y el camino del yoga (frenar toda actividad mental, idea y sentimiento hasta conseguir calmar el espíritu a fin de realizar la unión con la verdad absoluta). El camino del conocimiento es exclusivo para los sacerdotes (brahmanes), y el camino del yoga sólo puede realizarse con la ayuda de un guía (gurú).

Sus dioses principales son Shiva, Krishna, Varuna, Indra, Surya y Visnú. Estas divinidades son sólo las diversas formas que puede adquirir su único gran dios, Brahma.

Sus libros sagrados son los Vedas, los Upanishad y las epopeyas.

El budismo

Surgió en el siglo VI a.C. en el noreste de la India. En principio, fue una modificación de la doctrina hinduista. En la actualidad, tiene entre 300 y 400 millones de fieles.

Su fundador fue el noble hindú Sidharta Gotama. Sidharta cambió su vida llena de privilegios en la corte, donde permanecía aislado de la dura realidad de la gente necesitada, por la meditación y una existencia sin comodidades ni placeres, todo con el fin de conseguir paz interior.

Después de vivir siete años como asceta, se dio cuenta de que no hay que huir del sufrimiento, sino eliminarlo. Una noche tuvo una iluminación y comprendió que la causa de todo sufrimiento humano provenía de los deseos. Este pensamiento sería la base de su “sermón de las cuatro nobles verdades” en el cual se fundamenta la doctrina budista.

La doctrina de las cuatro verdades señala actitudes que se deben tomar ante el sufrimiento. Estas cuatro actitudes se resumen en que a) Todo en la vida es dolor, b) La causa del dolor es el deseo, c) Se acaba el dolor cuando cesa el deseo y d) Para llegar a suprimir el deseo hay que vivir las etapas del camino de la perfección. Las etapas del camino de la perfección que la cuarta noble verdad propone son ocho (el óctuple sendero).

Para vivir esta doctrina se requiere a) La práctica del yoga, b) La presencia de un maestro que enseñe el camino de la liberación, c) Seguir al pie de la letra los diez mandamientos del budismo y d) Una comunidad.

El judaísmo y el Islam

El judaísmo es la más antigua de las cuatro grandes religiones. Su número de fieles es bastante reducido, unos quince millones, de los cuales cuatro viven en Israel, seis en EE.UU., y el resto está disperso por distintos lugares del planeta.

Es una religión monoteísta en la que el estudio de la Ley y su práctica son elementos esenciales. La Ley en lo medular señala que se debe amar a Dios (Yahvé) y a todas las personas.

La Ley está contenida en los cinco primeros libros del Antiguo Testamento.

Otro credo monoteísta es el Islam, que cuenta con unos 1.200 millones de fieles. Su dios es Alá.

El patriarca Abraham es el fundador tanto del judaísmo como del Islam.