El conflicto armado interno catalogado como de baja intensidad, parece ser la principal justificación para el alto gasto militar en el país del sagrado corazón. Según datos de semana.com "El país de América Latina que más dinero destina a gasto militar con respecto a su Producto Interior Bruto (PIB) es Colombia, con el 3,7 por ciento", pero se cree que la inversión es mucho más alta.

El gasto mas elevado del continente

La Contraloría General de la Nación, reveló que entre 2001 y 2007 el gasto militar en el país tuvo un promedio de 4,7 por ciento con respecto al PIB nacional. mientras que el promedio del continente se ubico en 1,6 por ciento (elespectador.com)

En los ocho años del gobierno Uribe se invirtió en la llama "Seguridad Democrática" al menos 100.000 millones de dólares en presupuesto para la guerra. Esto sin incluir daños a la infraestructura nacional, y la perdida de vidas. Se calcula que en Colombia mueren cerca de mil personas por año debido a la guerra.

¿En que se invierte?

Un informe publicado por el Colectivos de Abogados José Alvear Restrepo en su pagina de Internet, muestra que los gastos en 2009 fueron de 11.428 millones de dólares en su mayoría pagos de nomina y funcionamiento. Se cree que este año se incorporaron por lo menos 19 mil efectivos en el ejército y 10 mil en la policía.

Con un conflicto armado que llega ya a los 47 años de violencia; en una situación como la colombiana se genera le necesidad de un gasto en militarización y seguridad que comprende: presupuesto para el Ministerio de Defensa y la Policía Nacional, el llamado gasto en seguridad del ministerio del interior y la justicia, el presupuesto de las agencias de gobierno: como el INPEC, la fiscalía, la procuraduría entre otras.

Todo esto sin mencionar los recursos que dedican entidades descentralizadas como ECOPETROL, ISA, empresas de telecomunicaciones, municipios, departamentos y multinacionales, entidades que aportan recursos a los cuerpos de seguridad del estado para defender sus instalaciones y personal. Además del presupuesto que dedican otras naciones como Estado Unidos con el Plan Colombia, y que desdibuja sus planes de seguridad en el continente con la implantación también de la cuarta flota militar en el atlántico latino americano.

finalmente es importante precisar que la solución al conflicto armando en Colombia, no esta en la inversión acelerada y desmotivada en armamento y personal militar; en un país con un ejercito comparable al de un imperio. Es necesario buscar una salida negociada por medio del dialogo y la solución pacifica, que encontramos en los tratados de derecho internacional publico.

Se está comprometiendo la soberanía de un pueblo su autonomía, democracia e independencia, para favorecer el interés extranjero, los TLC y el capital privado. Mucho mas cuando se hecha mano de los recursos de la nación tan necesarios para el desarrollo del campo, el mejoramiento y acceso de los jóvenes a la educación y por supuesto las garantías para mejorar nuestra calidad de vida en una población mayoritariamente pobre, para utilizarlos como mecanismo de represión en una sociedad donde se coarta la cultura para convertirla en guerra. Por supuesto que la culpa no es del estado, por ello tanto el gobierno como las guerrillas, deben poner de su parte para frenar la violencia que afecta a toda una comunidad.