'Grandes esperanzas' fue la última gran novela publicada por Charles Dickens, y de como de otros de sus libros, se han creado varias películas basadas en esta obra. Probablemente, de todas sus versiones sea la de Alfonso Cuarón la más original, ya que llevó la historia a la época actual. Así, la historia comienza en los años 70, cuando los protagonistas son aún niños, para acabar más de 20 años después.

La trama de 'Grandes Esperanzas'

Tanto en el libro original como en la película de Cuarón, la historia se centra en la vida de un niño pobre: Pip en el libro, y Finn en la película. Tras vivir una vida miserable, que incluye un encuentro con un bandido escapado de la cárcel, los servicios del niño son requeridos para entretener a una anciana loca y tremendamente rica que vive con su sobrina: una niña de una edad similar pero de frío corazón.

El lujo decadente en el que vive la anciana y sobre todo la insensible figura de Estella centrarán las obsesiones de Pip/Finn desde entonces. Hasta ese momento, el niño se había sentido feliz con la vida que llevaba: después sólo querrá poder ascender en la escala social para igualarse a Estella.

Este deseo imposible se convierte en realidad cuando el joven es adolescente y recibe ayuda económica de un tutor misterioso del que se le prohíbe averiguar el nombre. Convencido de que se trata de la anciana, Pip/Finn se muda a la gran ciudad y vuelve a encontrar a Estella.

Actores y actrices en ‘Grandes esperanzas’

De entre todo el elenco de actores que participan en la película, con mayor y menor grado de importancia, podemos destacar especialmente a los cuatro que precisamente ostentan los papeles principales:

Ethan Hawke: tiene el papel principal del Finn adolescente y adulto.

Gwyneth Paltrow: la rica e inalcanzable Estella.

Robert de Niro: un bandido recién escapado de prisión que Finn conoció de niño.

Anne Bancroft: la anciana rica que requiere los servicios de Finn y que vive en su abandonada mansión junto a Estella.

'Grandes Esperanzas': comparación de la película y el libro

Como en todas las versiones adaptadas a la gran pantalla, existen una serie de puntos que diferencian la historia de la película y el libro. En este caso concreto más aún, ya que la historia se ha llevado de la Inglaterra victoriana a la costa Oeste de Estados Unidos; además, hay una serie de comportamientos sociales que serían inexplicables en la actualidad y que por tanto se han tratado de otra manera en el libro.

El primer ejemplo sería el oficio del joven: mientras que el Pip del libro está destinado a ser herrero, el Finn de la película es simplemente un pescador pobre. Otro punto de diferencia interesante en la película es la introducción del talento de Finn para el dibujo: de esta manera, cuando recibe el dinero lo hace de parte de un mecenas para que pruebe suerte en el mundo del arte de Nueva York. En el libro, el dinero le es dado para que "se convierta en un caballero" sin ningún oficio fijo.

Esta y otras adaptaciones a la actualidad hacen que el ritmo de la película no decaiga tratando de buscar sentido a situaciones que hoy en día no lo tienen. En general todas estas decisiones de guión se han hecho de manera inteligente y el espíritu de la novela, basado en la relación de Pip/Finn con Estella, sigue vivo en la película.

Música y fotografía de ‘Grandes Esperanzas’

Tanto la banda sonora como la dirección fotográfica son grandes protagonistas en la historia, llegando a ser tan importantes como los protagonistas. Por ello abundan las escenas de paisaje y simplemente musicales, en las que la escena no necesita del guión para explicarse por sí misma.

Entre los artistas de la banda sonora podemos encontrar a Tori Amos, Pulp, Chris Cornell, Reef, Lauren Christy o Iggy Pop entre muchos otros. Esta banda sonora se ha convertido en un clásico a lo largo de los años.

Sin embargo, música y fotografía no son más que la guinda sobre una versión realmente bien construida que no dejará de deleitar a aquellos que la visionan por primera o décima vez.