Emocionantísima carrera, hasta el final, la disputada en el circuito de Hungaroring. La línea de parrilla estaba compuesta por: 1º Lewis Hamilton (McLaren), 2º Romain Grosjean (Lotus), 3º Sebastian Vettel (Red Bull). Fernando Alonso (Ferrari) se colocó en la 6ª posición y Pedro de la Rosa y Narain Karthikeyan (HRT) se posicionaron en el 23º y 24º puesto respectivamente.

Después de una primera salida abortada, ya que Michael Schumacher (Mercedes) se le paró el coche repentinamente y tuvo que salir desde el pit lane, se apagó el semáforo en rojo y estupenda salida para los pilotos de cabeza. Alonso, que salió con el Ferrari patinando, logró ganar un puesto y colocarse en 5ª posición. Quien salió como un auténtico torpedo desde la parte media de parrilla, concretamente desde el onceavo puesto, fue Mark Webber (Red Bull) para colocarse en séptimo lugar.

En la vuelta 3 de un total de 69, Schumacher fue penalizado con un drive through por haber sobrepasado el límite de velocidad del pit lane, lo que obviamente le hizo perder gran cantidad de puestos y se reincorporó a pista en último lugar. En las primeras vueltas, trompo en la parte trasera de carrera de Timo Glock con su Marussia, incidente que bien aprovecharon los dos integrantes del equipo español Hispania: De la Rosa y Karthikeyan para situarse en vigésimo y vigésimo tercer lugar respectivamente.

Alonso salvó los muebles con nota

El calor sigue siendo un serio handicap para los Ferraris. Los ingenieros de “Il cavallino rampante” todavía no han encontrado la panacea para que el monoplaza corra igual que en condiciones de agua o de frío. Así, en la vuelta 16 comenzaron los bólidos de cabeza a entrar a boxes a por su primer steam de neumáticos. 2 giros más tarde entraron Vettel y Alonso. El alemán salió por delante del español a pista y, entre medio, se le coló el mexicano Sergio Pérez (Sauber), que durante varias vueltas le hizo perder bastante tiempo al español.

Asimismo, también le adelantó Raikkonen cuando Alonso entró a hacer su segundo cambio de ruedas, el finlandés salió por delante del asturiano y, a la par, Webber se le pegó a la trasera del coche de Fernando, bajando de nuevo a la 6ª plaza original con la que comenzó la carrera. El australiano estaba a unos escasos 1, 210 segundos del Ferrari que pilotaba el español, y le estuvo presionando durante unas cuantas vueltas.

Más tarde, quien se enganchó a la trasera del monoplaza de Fernando fue Jenson Button (McLaren), que le robaba décimas a cada vuelta y se situó a 1,012 segundos del español, a puntito de entrar en zona DRS, si bien logró contener y aumentar ligeramente la distancia con el paso de las vueltas, evitando así que el de Somerset le avanzara.

Y gracias a una mala estrategia de Red Bull, pues sorprendentemente a falta de 13 giros para la conclusión, Webber –el rival más directo de Fernando en estos momentos junto a Vettel- entró a boxes a cambiar de ruedas cuando éste marchaba en la 5ª posición quedando relegado varios puestos por detrás de Alonso, y aunque el australiano pudo remontar algunos puestos finalmente acabó en la 8ª posición.

Y por si eso no fuera poco desacierto para el equipo Red Bull, a falta de 10 vueltas hicieron entrar a Vettel a por su definitivo steam de gomas y se reincorporó a pista justo por delante del morro del Ferrari de Alonso que, el español hizo ademán de avanzarlo, no obstante el joven bicampeón del mundo se defendió bien de los envites del asturiano y al final sólo le quitó dos puntos de cara al mundial.

Primer doblete de la temporada para Lotus

El que estuvo haciendo una solida carrera durante gran parte de la competición fue Grosjean. El francés siempre se mantuvo tras la estela del poleman y líder provisional, Hamilton. No dejó que se escapara y se mantenía entre los 2 y los tres segundos de distancia del de Tewin. Sin embargo, el británico estuvo conduciendo fino, sin errores, sin esa agresividad, a veces excesiva que le caracteriza, y supo mantener el liderato durante toda la prueba bajo control.

Pero Grosjean no sabía que el verdadero enemigo lo tenía en casa. Entonces tras el segundo cambio de neumáticos de Raikkonen, a falta de 20 vueltas para la finalización, el apodado “iceman” se incorporó a pista saliendo del pit lane agresivo como un león, tanto que se emparejó con Grosjean, inclusive se llegaron a tocar ligeramente, y el francés tuvo que levantar el pie del acelerador para no salirse de pista y que la cosa no fuese a “mayores”, quedando relegado al tercer puesto.

Por la contra, Kimi estaba y se le veía con hambre de victoria, agresivo, como en épocas anteriores y se fue decidido a por el McLaren de Hamilton. Y lo consiguió. Llegó a estar a 0,532 segundos de Lewis, pero entonces el británico pisaba el acelerador a fondo, y durante las últimas cinco vueltas estuvieron haciendo la goma, separándose del Lotus hasta 0,959 segundos de distancia, dentro de la zona DRS, pero la interesante lucha se quedó en una mera persecución, ya que en ningún momento el finlandés le llegó a meter el morro al McLaren. Finalmente cruzaron la bandera a cuadriculada: 1º Lewis Hamilton, 2º Kimi Raikkonen, 3º Romain Grosjean.

Clasificación general: 1º Fernando Alonso (164 pts.); 2º Mark Webber (124 pts.); 3º Sebastian Vettel (122 pts.). Los dos componentes de HRT, Narain Karthikeyan es 23º con 0 puntos y Pedro de la Rosa es 24º con 0 puntos.