El GPS (Global Positioning System) es un sistema de navegación global vía satélite. Su funcionamiento consiste en un conjunto de 24 satélites orbitando alrededor de la Tierra a unos 20.000 km y unos receptores GPS que determinan la posición del objeto sobre la superficie terrestre.

En un primer momento su diseño atendía a razones militares pero hoy en día es un aparato tecnológico más de tantos como nos rodean.

El sistema GPS funciona independientemente de las condiciones meteorológicas, tanto de día como de noche y en cualquier punto de la superficie terrestre.

Historia del sistema GPS

El sistema GPS fue diseñado con fines militares por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, siendo de su propiedad.

En febrero y diciembre de 1978 se lanzaron los cuatro primeros satélites a los que se fueron añadiendo otros sobre la constelación denominada NAVSTAR, completándose en 1993. La vida útil de un satélite oscila entre 6 y 10 años, una vez pasado ese tiempo es reemplazado.

Hoy en día los países europeos se plantean acabar con el monopolio de la red de satélites por parte de los Estados Unidos, creando su propia red de satélites gestionados por los países de la Unión Europea.

Satélites, estaciones de control y receptores

Las partes de un satélite son las siguientes:

  • Oscilador atómico de cesio o rubidio, cuya frecuencia de emisión es 10,23MHz.
  • Antenas transmisoras emisoras de ondas de radio (Banda L).
  • Antenas para actualizar la posición del satélite desde control. Son emisoras y receptoras de ondas de radio (banda S).
  • Placas solares encargadas de proporcionar la energía necesaria para poder funcionar.
  • Reflectores láser para localizarlos desde el sistema de control.
Los emplazamientos de las estaciones de control y seguimiento de los satélites más importantes son: Colorado (U.S.A.), Ascensión (Atlántico Sur), Hawái (Pacífico Oriental), Kwajalein (Pacífico Occidental) y Diego García (Índico).

Los aparatos receptores están formados por una antena receptora que recibe las ondas enviadas por los satélites y las transforma en impulsos eléctricos, el sensor recibe los impulsos de la antena y los interpreta y el controlador cuya misión es controlar al sensor y gestionar los datos.

Funcionamiento del GPS

Los satélites de la constelación NAVSTAR continuamente están enviado ondas de radio, cuando encendemos nuestro receptor de GPS las señales electromagnéticas son recibidas por este. Primero detecta las señales más fuertes, de manera que sabiendo el tiempo que tarda la señal en llegar desde el satélite hasta el receptor de GPS se conoce la distancia, solo basta conocer la distancia de tres satélites para localizar la posición del aparato, método matemático denominado triangulación.

Con tres satélites se conoce la longitud de un objeto. Con la incorporación de un cuarto satélite, se conoce otra coordenada de posición, la latitud. Estos parámetros longitud y latitud son los que se observan en la pantalla del GPS y que representan la posición de un objeto.

Usos del GPS

El sistema GPS se inventó hace tres décadas, pero su uso hace 13 años. En un principio fue diseñado para usos militares como guiado de misiles, navegación, localización de ejércitos y armas en diferentes partes del planeta. Aparte de los fines bélicos tiene otras aplicaciones pacíficas como detectar movimientos terrestres, movimientos de un iceberg, estudio de volcanes y movimientos oceánicos

Los primeros GPS eran costosos e inaccesibles para la mayoría de la población, hoy en día es un aparato tecnológico cotidiano. Este instrumento hace el trabajo más fácil a taxistas, camioneros y todos aquellos trabajos que tengan que ver con la navegación terrestre, marítima y aérea. El ciudadano de a pie encuentra su utilidad a la hora de buscar direcciones o coordenadas de una zona no urbana.