Álvaro Bautista (Honda San Carlo Gresini) hizo historia con su primera pole en la categoría reina. Ben Spies, Casey Stoner, Jorge Lorenzo, Dani Pedrosa y Héctor Barberá, la primera Ducati, partían a continuación del talaverano.

Spies tenía muchas ganas de demostrar que ser el peor piloto con una moto de fábrica (Yamaha oficial) sólo era la consecuencia de un mal y accidentado arranque de la temporada. Con 24 puntos (a 91 de los 115 de su compañero Lorenzo y solo 9 puntos por encima del bravo Aleix Espargaró, el primero de las CRT con su Aprilia del Mapfre Aspar Team) esperaba empezar a remontar posiciones en Silverstone.

El norteamericano se puso al frente de la prueba mientras los cuatro pilotos españoles perdieron posiciones. Stoner, Bautista y Nicky Hayden fueron a por el ‘11’ y los cuatro abrieron un pequeño hueco. El líder del mundial fue el encargado de eliminar esa diferencia a golpe de vuelta rápida (a un ritmo de 2:02).

Dovizioso y Pedrosa iban tras el ‘99’ y la carrera se cortaba en el octavo puesto con Barberá (Ducati Pramac) en tierra de nadie.

Stoner y Lorenzo marcan diferencias

Un error en la trazada de Spies dejó a Stoner en cabeza. No le costó al campeón australiano aventajar en medio segundo a sus perseguidores. Lorenzo ascendió a la cuarta posición mientras Hayden encadenaba un par de fallos que casi le sacan de la pista.

El británico Cal Crutchlow (Yamaha Tech 3), que partía desde la última posición por perderse los entrenamientos oficiales, era séptimo a diez vueltas del final. Lorenzo daba otra clase magistral y no solo se puso segundo sino que fue capaz de alcanzar al líder de la carrera sin que ningún otro piloto pudiera seguir este duelo con el título mundial de fondo.

El piloto mallorquín adelantó, hasta tres veces consecutivas, a Stoner para ponerse primero. Lorenzo estaba desatado y fue capaz de tirar hasta quedarse solo (con 1,8 segundos de renta). Pedrosa y Bautista se pegaron a Stoner. El ‘aussie’ notaba como la segunda plaza no llegaría sin pelearla y el triple español, algo nunca visto en MotoGP, era complicado pero posible.

El de Castellar del Vallés a a su compañero en el equipo no podía meter la rueda a su compañero de equipo en HRC. Bautista sufría para seguir el ritmo, pero de acabar cuarto ya mejoraba su mejor posiciónen la categoría reina (dos quintos puestos).

Lorenzo sumó su victoria número 41. Cuarta de la temporada en solo seis carreras aventaja ya en 25 puntos a la Honda del vigente campeón. Stoner y Pedrosa coparon el podio. Bautista destacó con su cuarto y Spies y Crutclow llegaron a continuación. Espargaró fue undécimo, el mejor de las CRT justo por delante de su compañero y rival Randy de Puniet.