''Nuestra ciudad es todavía una ciudad; pero sus habitantes han cambiado; los que en otros tiempos no tenían derechos ni leyes, que solo sabían colocar sobre sus espaldas las pieles de cabra y pastar fuera de las murallas como ganado, son ahora los buenos; las honradas gentes de antes se han convertido en nada [...] No veo llegar el momento del castigo de los que me han desposeído violentamente [...]; que pueda yo algún día beber su negra sangre''. Teognis de Megara, poeta oligárquico, ''Elegías'', siglo VI a. C.

Democracia y oligarquía en Paraguay

Tanto va el cántaro al agua... Tanto llamar ''populismo'' a la democracia y ''democracia'' a los gobiernos oligárquicos, por quienes ignoran impunemente la historia de América Latina, en algún momento tenía que servir para legitimar el regreso de las oligarquías al poder.

Las calles están vacías, los comercios cerrados y las escuelas suspendieron sus clases en la mañana de hoy, 23 de junio, según informaba a la hora 9:10 a.m. Agencia Brasil. Ayer en la noche hubo enfrentamientos en las calles frente al Congreso y el Palacio de Gobierno, donde algunas personas encendieron fogatas para acampar. Hoy nadie se atreve a salir a la calle. Es el escenario de un Golpe de Estado de los años 1970, pero sin Ejército... Hasta ahora.

Los países de UNASUR no reconocen al nuevo Presidente, Federico Franco, y es más: reclaman la expulsión de ese país del organismo y sobre todo, del MERCOSUR, que rechaza por unanimidad al nuevo gobierno, que considera ilegítimo, según se supo en el transcurso de la mañana de hoy. Ayer de noche Brasil ya había propuesto la medida. Incluso se ha solicitado el cierre de fronteras. Países donde predominan ideologías bien distintas como Chile y Bolivia, han condenado el procedimiento seguido en Paraguay, que también ha sido cuestionado por la OEA. El nuevo Presidente está tratando de convencer al MERCOSUR de lo contrario. Costa Rica y El Salvador han ofrecido asilo político al Presidente derrocado.

El ex-Presidente Fernando Lugo es el primero de orientación democrático-progresista en llegar al gobierno del Paraguay por la vía electoral. Con anterioridad, Paraguay sufrió la dictadura de Alfredo Stroessner, que duró 35 años, entre 1954 y 1989. El Partido Colorado, controlado desde entonces por él y sus partidarios, mantuvo la hegemonía de la política paraguaya durante 6 décadas. En los últimos años había empezado a perder electorado.

La Alianza Democrática Tricolor es una coalición de tipo democrático-popular que apoyó la candidatura de Fernando Lugo a la Presidencia del Paraguay en las elecciones de abril de 2008. Está formada por partidos políticos que se opusieron a la dictadura de Stroessner y sucesores, como el Partido Revolucionario Febrerista, el Partido Demócrata Cristiano y el Coloradismo Histórico o Fuerza Republicana (que se definen como ''polo progresista''). La candidatura de Lugo también fue apoyada por organizaciones sociales, campesinas y partidos políticos de centro-izquierda reunidos en el Frente Guasú.

El procedimiento seguido para derrocar a Lugo

El mecanismo ha sido el juicio político, que está previsto en la Constitución por el artículo 225, que establece que el Presidente puede ser sometido a juicio político ''por mal desempeño de sus funciones, por delitos cometidos en el ejercicio de su cargo o por delitos comunes''. Sin embargo, una evaluación objetiva de la gestión de Lugo, indica que entre 2008 y 2012 se produjeron importantes avances sociales y económicos. Los demás cargos no han sido demostrados, debido a que el juicio ha sido sumario.

En la Cámara de Diputados, el Partido Liberal Radical Auténtico solicitó este procedimiento al Senado el 21 de junio, después de una crisis política de 8 días. El PLRA de Paraguay, al que pertenece Federico Franco, es co-gobernante. Data de 1887, fue fundado por Domingo Laíno, se opuso a la dictadura de Stroessner y reúne a todas las corrientes liberales de centro-derecha.

El 22 de junio, a las 18:15 el Senado abrió el juicio político contra el Presidente. Para esto se basó en una interpretación de los incidentes de Curuguaty que no se funda en ninguna investigación policial a fondo. El 15 de junio, la finca ''Campos Morombí'', de 2.000 hectáreas, y perteneciente al ex-senador colorado Blas N. Riquelme, fue ocupada por 150 campesinos ''sintierra''. Cuando la policía intentó desalojarlos, se produjo un tiroteo, en el que fallecieron 6 policías y 11 ''sintierra'', incidente del que fueron acusados los campesinos, aunque estos dicen que fue obra de infiltrados.

Lugo fue destituido por 39 votos contra 4 sin que se respetaran las garantías del debido proceso -lo cual fue incluso advertido por la Secretaria de Estado de E.E.U.U.-, y produjo un hondo malestar en la sociedad paraguaya. Incluso dentro del propio Partido Liberal denunciante, cuyos Ministros en el gobierno han renunciado a sus cargos. Todo a 9 meses de las elecciones.

Luego de negar a Lugo la posibilidad de introducir cambios en la cúpula policial y de formar una Comisión especial para investigar los hechos, con apoyo de la OEA, los cinco senadores que oficiaron de fiscales obraron de forma expeditiva: presentaron sus denuncias en apenas media hora -aunque disponían de hora y media- y luego procedieron a la votación. Lugo apenas tuvo dos horas para defenderse. Aunque ahora Franco trata de convencer a los presidentes del MERCOSUR de que no hubo golpe de Estado, nadie le cree en la región.

Democracia no es gobierno oligárquico

El nuevo Presidente está introduciendo cambios en el equipo de gobierno sin que hayan mediado elecciones con participación de la ciudadanía. Ha sido intervenida la Televisión Pública. Paraguay es uno de los países más desiguales del mundo. El 85% de la tierra está en manos del 2% de los propietarios que se benefician de lucrativos agronegocios vinculados con la producción de transgénicos. Además, es uno de los países más corruptos del mundo.

Artículo relacionado. Siguiente. Última hora.