El gobierno de EE.UU. salió a difundir por su página de Internet “USA.gov” que no será el fin del mundo predicho para el 21 de diciembre de este año, conforme al supuesto anuncio de las profecías mayas, coincidente con el fin de su calendario.

Año 2012 / fin del mundo: llevar tranquilidad a la población

La finalidad del anuncio es llevar tranquilidad a la población por medio de ese sitio oficial, utilizado habitualmente para responder preguntas que hacen los ciudadanos. De hecho también la NASA ha habilitado una sección de su página web con acceso al público denominada "Beyond 2012: Why the World Won't End", es decir “Más allá de 2012: Por qué el mundo no acabará”; en este apartado de Internet los astrónomos desmienten los anuncios apocalípticos y explican porque no son serios.

Estas inquietudes sobre el fin del mundo se venían repitiendo en forma insistente pese a que en general los científicos serios venían rechazando desde hace tiempo la afirmación de que se pudiera cumplir la predicción del calendario maya y las interpretaciones apocalípticas que se hacen sobre ese tema.

El calendario maya y el año 2012

Desde hace unos años surgió la teoría de la fecha del 21 de diciembre de 2012 como la del fin del mundo, impulsada sobre todo durante el último año previo a esa fecha. Según estas teorías, los mayas anticiparon el fin del mundo, pero para otros, solo predijeron el cambio de una era antigua a una nueva, en esa fecha - dicen - solo termina una época y empieza otra.

Según el calendario de los mayas, el 21 de diciembre de 2012 ocurrirá el solsticio de invierno y el Sol y la Tierra quedarán alineados, generando el fin de un ciclo de más de 5.000 años.

Ahora bien, el anuncio del fin del mundo para el 21 de diciembre de 2012, ¿qué podría implicar?. ¿Una catástrofe global o una modificación sustancial en el pensamiento del hombre desde el punto de vista de su conciencia o de su existencia sobre la Tierra?

Para los mayas, pueblo mesoamericano cuyos primeros vestigios se pueden datar hacia el año 2.000 a. C y que desaparecieron aproximadamente en el año 1.000 de nuestra era, la fecha del 21 de diciembre de 2012 es un momento en el que ocurriría un acontecimiento que provocará un cambio radical en toda la humanidad. Este acontecimiento podría ser un cataclismo terrestre o algo que viniera del espacio (en astronomía los mayas tenían un conocimiento avanzado) o un cambio de mentalidad en la gente, algo que no tuviera que ver con el fin físico sino con un cambio en la conciencia, como una etapa que se termina y otra comienza para la conciencia humana.

La desmentida de EE.UU.

Sin embargo, y en lo que respecta a los cataclismos, en el anuncio difundido por el gobierno de EE.UU. y también el difundido por la NASA, se aclara que no existen posibilidades de que haya meteorito alguno que colisiones con la Tierra, ni catástrofes devastadoras, ni ningún astro que no haya sido visto ni detectado hasta ahora con posibilidades de choque o que tenga un efecto gravitatorio sobre la Tierra, por lo que se afirma que estos anuncios son falsos rumores surgidos de Internet.

El mensaje del gobierno dice: "Muchos de esos rumores indican que el calendario maya termina en 2012 (no pasará), un cometa que causa efectos catastróficos (definitivamente no), un planeta oculto acechando que choca con nosotros (no y no), y muchos otros".

Respecto de los temores que infunden estas noticias en la población y las preguntas que sobre esto se han hecho a la NASA, se agrega: "Desgraciadamente, muchas personas tienen temor por las tesis de estos rumores, en especial los niños".

Por su parte el científico de la NASA David Morrison afirma que una vez por semana están recibiendo mensajes de niños de hasta 11 años que están enfermos y que se plantean el suicidio por la presunta llegada del día del Juicio Final.

No es la primera vez que ocurren estos rumores apocalípticos: en 2003 la propia NASA tuvo que desmentir la colisión con la Tierra por un “planeta misterioso”, hecho que al no ocurrir, hizo trasladar el acontecimiento al 2012. Agregan en el mensaje del gobierno norteamericano que ahora ellos se preguntan cuál será el próximo acontecimiento que se lance como un rumor para la causa del fin del mundo.

Fuentes: El Periódico.com y La Razón.com.ar