La Gymnema es una planta leñosa trepadora, originaria de las zonas tropicales de la India, en donde crece naturalmente y es utilizada desde hace más de 2.000 años. Hoy es cultivada en muchas zonas tropicales, sobre todo en África.

Funciones de la planta Gymnema en pacientes diabéticos

Esta planta contiene ácido gimnémico y gurmarina, los cuales compiten con el azúcar a nivel de receptores del gusto de la boca (papilas gustativas). La planta inhibe parcialmente la absorción del azúcar en el intestino, que produce una disminución de la glucosa en la sangre y modifica la respuesta hormonal (secreción de insulina).

Qué es la glucemia

La glucemia es el valor referido a la concentración de azúcar (glucosa) en la sangre. Los glúcidos que se ingieren son descompuestos por el organismo, para producir los azúcares que son absorbidos por el flujo sanguíneo y transportados a todas las células del cuerpo. La glucosa de la sangre alimenta las células, aportándoles la energía necesaria para mantener una buena salud. La cantidad de glucosa es controlada por la hormona denominada insulina. Cuando se ingieren alimentos que el organismo transforma en azúcares, el páncreas produce insulina.

Cuando el páncreas, la insulina y las células no funcionan en armonía, están dadas las condiciones para que aparezca la diabetes, enfermedad caracterizada por la presencia en exceso de azúcar en la sangre.

El proceso del control de azúcar en la sangre

El ácido gimnémico reduce la absorción del azúcar a nivel intestinal, su molécula, más grande que la del azúcar, es capaz de ligarse a los receptores intestinales bloqueándolos reversiblemente con una acción que se produce de manera rápida y permanece por varias horas. Una relación análoga se observa en las papilas gustativas de la lengua: poniendo una pequeña cantidad de polvo de Gymnema sobre la lengua, en instantes, se anula a percepción del sabor dulce y del amargo.

Cuando hay carencia de insulina o insensibilidad de los receptores insulínicos, la glucosa, que no puede ser destruida por la glicólisis con producción de energía, se encuentra en exceso. Parte es eliminada por orina y parte es transformada, por vía metabólica que no depende de la insulina, formando proteínas glicosiladas, las cuales se acumulan en los tejidos.

Los procesos de glicosilación son responsables de la expansión de la matriz vascular, es decir, de la mayor parte de los efectos dañinos por una sobrealimentación de carbohidratos y de la diabetes. La Gymnema tiene la capacidad de reducir los valores hemáticos, aumentando la insulina disponible y mejorando la sensibilidad del receptor insulínico de la membrana. Experimentalmente la Gymnema ha mostrado la capacidad de aumentar el número de células beta, demostrando una posible reparación o regeneración de las islas de Langerhans (páncreas).

Evidencias científicas de las propiedades de la Gymnema

En el Journal of Ethnopharmacology 30 (1990), se publicó un estudio que evidenciaba la reducción de la glucosa en pacientes diabéticos tipo 1 (insulinodependientes) y la necesidad de insulina, sin provocar hipoglucemia. El uso de Gymnema ha hecho posible la reducción de fármacos, en diabéticos tipo 2 (no insulinodependientes). El descubrimiento más importante fue que la Gymnema mejora la funcionalidad y favorece el aumento del número de células que producen la insulina, localizadas en el páncreas. Es la única sustancia conocida que ejerce esta acción regeneradora.

En la India, los terapeutas ayurvédicos utilizan la Gymnema como suplemento para estimular los mecanismos de metabolización de los carbohidratos presentes en el cuerpo. El extracto estandarizado de Gymnema sylvestris es una terapia eficaz en la diabetes mellitus no insulinodependiente (tipo 2).