Estas palabras, gemelos o mellizos, sabemos que no significan lo mismo, pero en general, se tiene una idea vaga de lo que realmente supone para una madre y para los propios niños ser gemelos o mellizos. Por eso vamos a describir detenidamente el fenómeno tan mágico y maravilloso del embarazo múltiple.

Los Gemelos

Los Gemelos, son conocidos durante el embarazo por el término monocigótico o univitelino. Se fecunda un solo óvulo con un único espermatozoide, formando un cigoto, el cual, posteriormente se divide en dos. Dependiendo de cuándo se divida, cada feto tendrá su propia placenta o bolsa.

Es decir, si ocurre entre el primer y cuarto día después de la fecundación, cada feto tendrá su propia placenta y su propia bolsa. Pero si la división sucede entre el cuarto y el octavo día, en la mayoría de los casos, los fetos compartirán placenta, pero cada uno estará en su propia bolsa. Se desarrollarán de forma independiente, pero compartiendo genes y sexo, de ahí que en muchos casos, sean casi idénticos.

Los mellizos

Por su parte, los mellizos es el embarazo dicigótico o bivitelino. Aquí se fecundan dos óvulos y dos espermatozoides. Cada feto tendrá su propia placenta y su propia bolsa. De ahí que sean dos embriones diferentes, pudiendo ser de sexos diferentes, y su parecido es el mismo que puedan tener dos hermanos nacidos en diferentes partos. Aunque la diferencia radica en que son hermanos nacidos el mismo día.

Por qué un embarazo múltiple

Las causas del por qué se da un embarazo múltiple dependerá sin son gemelos o mellizos. En el caso de los mellizos los factores son muy variados, desde la herencia que se transmite a través de las madres o abuelas, hasta la edad de la embarazada, ya que superando los treinta años tienen más probabilidad. También el número de embarazos anteriores es otro factor. Aparte, la inducción de ovulación y la inseminación artificial, al estimular más de un ovario, hace que sea más probable que la gestación sea de dos o más, casi un veinte por ciento de probabilidades. Por su parte, los gemelos se deben a dos razones: la fertilización in vitro y el puro azar.

De especial interés son los hermanos gemelos, ya que ambos suelen tener gustos muy parecidos e incluso, pueden padecer las mismas enfermedades. Entre ellos existirá una relación afectiva muy fuerte, estando muy compenetrados, hasta tal punto será ese nexo de unión que a veces, los padres puedan sentirse excluidos.