La gastronomía venezolana es una mezcla de alimentos europeos, africanos e indígenas. Es la fusión de aromas, colores y sabores que marcan toda una historia de tradiciones culinarias que se han transmitido de generación a generación. Es una forma de expresión cultural, una fotografía que retrata el sabor típico criollo de estas tierras y de marcados gustos personales que les dan los toques característicos y auténticos del paladar venezolano.

Venezuela posee diversidad de platos deliciosos y apetitosos, muchos de ellos son preparados en todo el territorio nacional. Aunque debido a la extensión territorial, la diversidad de los recursos agropecuarios y a las diferentes culturas que se concentran en el país, existen otros platos que se preparan sólo en zonas específicas.

Las comidas tradicionales venezolanas están hechas a base de maíz, yuca, plátano, ají, granos, frutas, tubérculos, caña de azúcar, carnes, pescados y aves variadas.

Tradiciones culinarias

El plato típico nacional es conocido como "Pabellón Criollo", una mezcla de arroz blanco, carne mechada, caraotas (frijoles negros), huevo frito, y deliciosas tajadas de plátano maduro. Pero quizás, la comida más popular sea la arepa, un alimento hecho a base de maíz blanco o amarillo, que se puede hornear, asar o freír.

La arepa es el pan universal de este pueblo, un alimento que puede comerse a cualquier hora del día, bien sea como plato principal o como acompañante, sola o rellena, la arepa constituye un símbolo de cultura y nacionalismo.

La más popular es conocida como "Reina Pepiada", una arepa rellena de ensalada fría de gallina, que contiene cuadritos de papa, zanahoria, maíz desgranado, guisantes, huevo picado, aguacate, y por supuesto gallina desmechada, sazonada con mayonesa, sal y mostaza.

Entre otras variedades gastronómicas podemos nombrar: chivo en coco, cazuela marinera, mojito en coco, bollos pelones, mandiocas, hallacas, pan de jamón, cachapa, patacón, casabe, pasteles, empanadas, tequeños, mondongo, mojo, sopa de plátano, pizca andina, chinchurrias, cruzado, picadillo, sopa de bagre, ternera en vara, chucho frito, escabeche, majarete, tostones, pisillo de chigüire, pasticho, asado negro, ensalada de gallina y el sancocho.

El sancocho es una sopa hecha a base de papa, plátano, yuca, auyama (calabaza), mazorca, zanahoria, verduras, condimentos y carne, bien sea de gallina, res, o también pescado, o la combinación de las tres. En este último caso, conocido como sancocho mixto.

Dulcería Criolla

La cocina venezolana posee un despliegue de variados postres, suculentos dulces que se haga la boca agua. Preparados a base de frutas, rellenos de crema o algunos con aromas de licores, que los convierten en una combinación llena de sorpresas.

Entre los dulces criollos venezolanos podemos citar: dulce de lechosa, cabello de ángel, juan sabroso, majarete, buñuelos de yuca, golfeados, bombas, torta de auyama, dulce de higo, melcocha, torta negra, abrillantados, dulce de leche cortada, arroz con leche, polvorosas, paledonias, quesillo, conserva de coco, huevo chimbo, dulce de icaco y el famoso bienmesabe, un postre hecho a base bizcocho, coco y aromatizado con licor.

Bebidas típicas venezolanas

La chicha andina, el masato, el guarapo, papelón con limón, merengadas, tisanas, batidos, carato de guanábana, fororo, avena, levantón andino, cocada, raspados o cepillados, Licor de cocuy, aguapanela, malta, jugo de remolacha, jugo de zanahoria, mata calor, birra y el distinguido ponche crema, son sólo algunas de la bebidas propias de los venezolanos.

El ponche crema es un licor suave, espumoso, dulce y con alto valor alimenticio, ya que es hecho a base de huevos, leche condensada, flan y algo de licor (brandy). Y según el chef venezolano Orieta Carrillo, esta bebida típica de las montañas venezolanas, aunque por lo general se sirve con hielo, también puede tomarse caliente, para contrarrestar el frio, e inclusive afirma que tiene cualidades medicinales.

Sin duda alguna , la gastronomía venezolana es rica y variada. Es una combinación de ingredientes y sabores que terminan por enamorar a quienes la prueban.