Actualmente, con el ritmo de vida diaria, cuesta mucho dedicar tiempo al arte culinario. El resultado de esta circunstancia es que cada vez se recurre más a los platos ya cocinados y precocinados. Aunque desde luego, se supone que la oferta de estos alimentos en el mercado es sana y fiable, no por ello se debe renunciar a cocinar platos sencillos y facilísimos de hacer.

Un guiso marinero

Los garbanzos guisados con choco forman parte del recetario de platos marineros. Se llaman así porque eran cocinados por los marineros que salían a faenar con los barcos pesqueros durante largas temporadas fuera del hogar. En estas recetas marineras siempre había un componente fácil de conservar (garbanzos, patatas...) y un ingrediente que ellos conseguían pescando cada día (almejas, calamares, atún...etc).

Receta sencilla de garbanzos con chocos

Es bastante fácil de elaborar. Se tarda poquísimo. Desde el punto de vista nutritivo es bastante completo, ya que aporta fibra, proteínas vegetales e hidratos de carbono que vienen de los garbanzos. Por otro lado, el choco es rico en proteínas animales de alto valor biológico, minerales ( sodio y fósforo) y vitaminas ( B3, B12, A y E.)

Ingredientes para 2 personas

  • 1/2 Kg de chocos limpios cortados a tiras
  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 sobre de paellero (sobre con especias en polvo preparado para paella con azafrán añadido). Si no se encuentra, no importa, se sustituye por azafrán solo.
  • Una cucharita de comino molido
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • Sal

Elaboración

Se echa un chorrito de aceite en una olla. Se le suman los dientes de ajo y se rehogan a fuego lento hasta que estën blanditos, sin que se doren. A continuación se añaden los chocos (se venden ya en tiras, pero es conveniente cortarlos en trozos más pequeños), el agua suficiente para la cocción (variará según el tipo de olla), sal, la hojita de laurel, el paellero, el comino y se deja cocer hasta que los chocos estén tiernos. Si se puede utilizar la olla express, mejor.

Cuando se terminen de cocer los chocos, se le adicionan los garbanzos escurridos y se cuece todo junto durante cinco minutos más.

Muy barato

Como se ha dicho antes, es un plato muy alimenticio y no puede ser más barato porque los ingredientes también lo son. Por ejemplo, las tiras de choco congeladas casi siempre están en oferta y se da el caso ( como ocurre con todos los cepalópodos calamares, pulpos, etc) de que el hecho de haber estado congelados es un factor positivo ya que cuanto más días lleven así, más tiernos estarán y más fáciles serán para cocinar.

No engorda y es sanísimo

La carne del choco tiene muy poquitas calorías y si el chorrito de aceite no es excesivo, tendremos un riquísimo plato bajo en grasa. Por otro lado, precisamente ese chorrito aportará antiradicales libres y efectos anticolesterol, a su vez potenciados con el ajo que tiene esas mismas propiedades. También el ajo es antireumático y antibiótico. El comino no se anda a la zaga respecto a propiedades terapéuticas porque estimula el apetito, ayuda a expulsar los gases intestinales, es diurético y muy digestivo.