Los niños actuales están continuamente en contacto con todo tipo de influencias. Esta continua exposición es un hecho que inexorablemente les marca para toda su vida. Aficionarse a la práctica de un deporte desde pequeño es un medio de conseguir multitud de beneficios tanto materiales como formativos.

El fútbol: un deporte excelente para los niños

El fútbol es un deporte excelente y forma parte de aquellos que se juegan en equipo. Practicar un deporte de equipo a estas edades tempranas de la vida puede ser muy interesante para ellos. Los deportes de equipo tienen las ventajas adicionales de fomentar unos valores importantísimos como el sentido de la solidaridad, el saber compartir unas metas y la capacidad de sacrificio en beneficio de los demás. Estos valores adquiridos en la niñez no se van a olvidar nunca y disfrutarán de unas vivencias que formaran parte de los más divertidos recuerdos.

Las escuelas de fútbol

En cada ciudad normalmente existen escuelas de fútbol. Dichas escuelas se encargan de iniciar y entrenar a los pequeños futbolistas. También en muchos colegios se ha incorporado la práctica de dicho deporte dentro de la actividades extraescolares.

El fútbol está en auge y cada vez hay más niños federados en las diferentes categorías que la Federación Española de Fútbol ha establecido para esas edades. En cada curso escolar se suelen organizar diferentes torneos y ligas de fútbol especiales para ellos.

Pertenecer a un equipo de fútbol. Un antídoto que les protege

Para muchos niños, la vida presente no es fácil. Dicen que los niños de antes eran más felices y puede ser que tengan razón. En la actualidad tienen que enfrentarse a muchos problemas que en realidad los perjudican bastante. Muchos son hijos de divorciados que no lo han podido asimilar correctamente, otros conviven con los sentimientos de frustración que ha supuesto la consabida crisis en sus familias, otros casi no ven a sus padres por falta de tiempo. Todas estas circunstancias y muchas más les suponen una pesada carga que no pueden soportar, se vuelven " niños difíciles". La depresión encubierta se ha adueñado de ellos.

Pertenecer a un equipo de fútbol les puede ayudar muchísimo ya que podrán hacer amigos unidos con lazos muchos más fuertes. Los pequeños futbolistas se sentirán importantes con un poco más de vida propia. Vivirán con más ilusión y más felices.

Quizás se tenga a un campeón en casa

Siempre la posibilidad existe aunque sea muy pequeña. Los actuales campeones fueron una vez niños y se formaron poco a poco hasta llegar a lo que son actualmente. Ciertamente es difícil porque se tienen que dar muchísimas circunstancias, entre ellas la suerte. Pero de todas formas, los pequeños siempre serán los campeones particulares de la casa. Simplemente poder compartir sus ilusiones en los torneos en los que participen será un hecho que reportará satisfacciones a los padres convertidos en sus más fervientes seguidores.

Categorías de la Federación de Fútbol para niños según las edades

  • Prebenjamines, de 7 a 8 años.
  • Benjamines, de 8 a 9 años.
  • Alevines, de 10 a 11 años.
  • Infantiles, de 12 a 13 años.
  • Cadetes, de 14 a 15 años.