Todo empezó en 1995 donde dos periodistas españoles Guillermo Fesser y Juan Luis Cano emitieron un programa radial en directo desde La Habana, Cuba. En esa ocasión, la Fundación Gomaespuma llevó una donación de 100.000 juguetes a escuelas de educación primaria en esa ciudad. Desde ese momento, los dos comunicadores han ayudado en diferentes países y en diferentes causas.

Han estado en Yugoslavia, ayudando a hacer un llamamiento a sus oyentes para que aportaran con la noble causa de enviar leche, con el fin de poder ayudar a los hospitales infantiles.

También estuvieron en Mauritania repartiendo miles de gafas de sol a las personas que van por el desierto para así ayudar a prevenir la ceguera causada por el inclemente sol, poniendo su grano de arena en la apertura de la primera clínica ocular en la ciudad de Noadibou.

En 1998 la fundación gomaespuma visitó los campamentos de refugiados en Saharauis en el sur de Argelia, descargando camiones material de construcción para poder hacer Escuelas y además aportaron útiles escolares para que los niños pudieran asistir con todo a sus clases.

Latinoamérica

En 1999 Gomaespuma visitó República Dominicana después de que el Huracán George pasara por la isla, llevando consigo arroz y frijoles como principal alimento para los damnificados. La aerolínea Iberia les cedió un aparato jumbo y una tripulación voluntaria se unió a esta causa, pero los chicos de Gomaespuma tuvieron que aceptar la única condición que Iberia les impuso: ellos mismos deberían cargar y descargar todo lo que introdujeron al avión.

La fundación comenzó financiando un proyecto radial del Colectivo de Mujeres de Matagalpa (CMM), ubicado en Nicaragua a finales de los años 80.

Este proyecto se trataba de difundir una radionovela, con un toque de humor y principalmente estaba destinado a concienciar a los hombres de esta zona norteña del país sobre el trato igualitario y el respeto que se merecen las mujeres. En ese espacio radial se tratan temas como, el alcoholismo, la violencia doméstica, la protección infantil y muchos más.

Así mismo, en Nicaragua y con ayuda de ONGs nicaragüenses lleva a cabo un proyecto en cinco mercados de la ciudad de Managua. Este proyecto tiene como base la prevención de la explotación sexual en los niños que se concentran diariamente en el mercado y también ayudar a los menores para que tengan acceso a educación sanitaria y programas de capacitación laboral.

Estos han sido algunos de los proyectos que estos hombres han ayudado y aún existen muchas más.

Un click no cuesta nada

Actualmente la fundación española Gomaespuma, necesita un gran aporte de todas las personas solidarias y mejor aún sin costo alguno: se trata sólo de regalar unos cuantos minutos y miles de sonrisas a niños de Nicaragua y Sri Lanka.

Se trata de lo siguiente, ibanesto se ha comprometido a financiar los proyectos de Gomaespuma que tiene para ayudar a los niños de las calles de Managua y a los huérfanos Batticáloa, si se llega a ver este video que está colocado en su página un millón de veces. Solo un click y esperar a que empiece la diversión.

Nadie puede saber el sufrimiento que pasan los niños en las calles, en países extremadamente pobres y que están llenos de peligro, un click para ayudar a que se realicen todos estos proyectos no cuesta nada.