Mileva Maric nació en Titel (actual Serbia) en 1875. Tras sus estudios primarios y secundarios, fue aceptada en el Colegio Real de Zagreb para estudiar física; tuvo que recibir un permiso especial para poder hacerlo, ya que en esta institución solo se permitía estudiar a los hombres. Dicho permiso se le concedió por los conocimientos extraordinarios que demostró.

Posteriormente se trasladó a Zurich; primero ingresó en la Universidad para estudiar medicina. Tras un semestre cambió al Instituto Politécnico de Zurich, donde estudió matemáticas y física. Allí es donde conoció a Einstein, que era cuatro años menor que ella. También estudió en Heidelberg, Alemania. Fue la primera mujer en obtener un título en el Instituto Politécnico de Zurich y la primera en dar clases allí.

Matrimonio con Einstein

Dio clases de matemáticas a Albert Einstein y ambos se enamoraron. La madre de Einstein no veía con buenos ojos la relación de Mileva y Albert porque ella no era judía y era extranjera. Ambos mantuvieron su relación y ella quedó embarazada; fruto de ese embarazo nacería su hija Liesrl en 1902. Se cree que esta hija fue entregada en adopción.

A principios de 1903, finalmente, se casaron. De este matrimonio nacerían dos hijos: Hans Albert en 1904 y Eduard Tete en 1910. El primero llegó a ser ingeniero, pero el segundo tuvo que ser ingresado en una institución mental porque padecía esquizofrenia. Se cree que los problemas mentales de Eduard fueron la causa de las dificultades que no logró superar el matrimonio entre Einstein y Maric. Se divorciaron el año 1919

La teoría de la relatividad

En 1905, cuando ambos estaban aún felizmente casados, Einstein presentó la teoría de la relatividad. Con ella Einstein lograba hacer compatibles las leyes de la mecánica de Newton y las del electromagnetismo de Maxwell.

Pero no es hasta la teoría de la relatividad general que esta teoría se hace adulta. En ella se habla por primera vez de la curvatura del continuo espacio-tiempo, curvatura que vendría causada por la presencia de materia (el espacio-tiempo sería similar a una sábana enganchada a cuatro postes por sus cuatro puntas en la que si se pone una piedra en un lugar, la sábana se curva). De esta manera gravedad y aceleración serían dos consecuencias de una misma realidad. A partir de ahí se deduce que el espacio y el tiempo medidos dependen de la velocidad del observador, por lo que no serían conceptos absolutos, como se creía anteriormente. Estos conceptos teóricos fueron posteriormente demostrados experimentalmente.

Maric pudo ser la madre de las matemáticas de la teoría de la relatividad

Los defensores de Maric como autora o coautora de esta teoría se basan en varios puntos: el primero son las difíciles matemáticas asociadas a ella, que pudieron ser comprendidas y diseñadas por Mileva Maric, ya que ella era mucho mejor trabajando con las ciencias exactas que su marido. El segundo punto en el que se apoyan los defensores de Maric es el hecho de que los descubrimientos y las teorías más importantes de Einstein se dieron mientras estaba casado con la serbia. Después no hubo grandes aportaciones a la ciencia por parte de Einstein.

Otro hecho significativo es que cuando Einstein recibió el premio Nobel por el efecto fotoeléctrico, en 1921, donó todo el dinero a su ex-esposa, de la que ya se había divorciado dos años antes. Es un hecho extraño si no se mantiene la hipótesis de que ella era coautora (algunos historiadores consideran que solo se lo dio como parte de un acuerdo de divorcio para que ella atendiese a Eduard). Además, en algunas de sus cartas, se habla de "nuestra teoría", lo que parece demostrar de nuevo su coautoría.

En la tumba de Maric, en 2009, se puso una placa que reza "científica serbia que ha contribuido a los éxitos de su marido".