Dentro de la extensa y variada cocina mexicana encontramos como especialidad la comida de Yucatán.

Las recetas yucatecas marcan un estilo propio que las hace diferenciarse del resto de platos del país. Uno de los principales atractivos de la comida yucateca es el uso del color en la mayoría de recetas de esta región, encontrarás por ejemplo el morado, gracias a la cebolla morada, el naranja o el verde del aguacate. Esto hace que los platos queden especialmente vistosos y permiten variar en las composiciones, siempre dentro de la cocina casera y tradicional que gusta a todo el mundo y es fácil de preparar.

El frijol con puerco es un plato para disfrutar en un día especial donde se reúnan muchos comensales, en Yucatán suele preparase en casa, solamente los lunes.

Por otra parte, tiene ingredientes baratos y fáciles de encontrar en el mercado, que además podrás mezclar a tu gusto en la mesa para preparar el plato que más te apetezca en el momento.

Ingredientes

(para 6 u 8 personas)

  • 1 kg. de frijoles (remojados desde la noche anterior)
  • 1 kg de solomillo de cerdo cortado en tacos grandes
  • Unas ramas de epazote
  • 1 cebolla
  • 4 tomates rojos
  • 1/2 kg. de arroz
  • 1 chile chipotle (opcional)
  • sal

Para acompañar

  • Un manojo de rábanos (6 u 8 rábanos)
  • Unas ramas de cilantro fresco
  • 2 aguacates
  • 4 limones

Preparación

  1. Llena una olla grande de agua y ponla a hervir. Cuando el agua esté un poco caliente, echa los frijoles con la cebolla y el epazote. Al echar los frijoles en agua caliente evitarás que se pelen. Deja hervir despacio durante una hora.
  2. Cuando los frijoles lleven hirviendo una hora proximadamente añade sal y mantén el hervor bajo durante media hora más.
  3. Después de esa media hora retira de la olla cuatro tazas de caldo que te servirán más adelante para cocer el arroz y darle un tono morado gracias al color de los frijoles. Añade en este momento el cerdo y repón las cuatro tazas de caldo con cuatro tazas de agua. Deja cocer una hora más.
  4. Mientras el cerdo y los frijoles terminan de cocinarse, asa los cuatro tomates en el horno, junto con el chile chipotle (si quieres darle un toque picante). Una vez asado todo pásalos por la licuadora junto con unas hojas de cilantro al gusto y añádelo a la olla.
  5. Cuece el arroz con las cuatro tazas de caldo en esta proporción: una taza de arroz por dos de caldo. Deja cocer hasta que se consuma el agua y el arroz quede seco.
  6. Prepara un salpicón con rábano y cilantro que servirá después para acompañar al plato y darle color y frescura.
  7. Corta los aguacates y los limones en gajos.
A la hora de servir, para la presentación, pon en el plato lo que has cocinado en la olla y reparte el resto de ingredientes en otros platos que se servirán a la mesa y que podrán añadirse al principal según el gusto de cada uno.