Sigmund Freud nació en Viena el 6 de mayo de 1856. Fue el padre del psicoanálisis una de las personas más influyentes dentro del desarrollo del pensamiento durante el siglo XX.

La interpretación de los sueños

A lo largo de su obra más conocida La interpretación de los sueños pone de ejemplo los suyos propios para demostrar su teoría sobre la mente humana. Pone de manifiesto que los sueños representan la realización de un deseo por parte de la mente de alguna represión que la persona ha sufrido a lo largo de su vida. Lo que podría parecer una serie de secuencias sin sentido y sin relación entre ellas puede, a través del análisis y el método descifrador, ser demostrado como un conjunto de ideas coherentes que están archivadas en el subconsciente. Su teoría tuvo muchos detractores y oponentes porque llegó a la convicción de que el origen de los trastornos mentales estaba en la vida sexual de la infancia.

La hipnosis como tratamiento psicoanalítico

Freud como médico neurólogo comenzó estudiando el trastorno mental y sus causas, cuya primera preocupación fue el caso de la histeria, a través de la cual llegó a la conclusión de que eran conflictos reprimidos y su tratamiento se basaba en que el paciente reprodujera el hecho que le había motivado tal conflicto, utilizando el método de la hipnosis con la que el paciente expresa sin censura todo aquello que le viene a la conciencia de forma espontánea, técnica que hoy día se sigue usando en psicoanálisis. Tratamiento de larga duración y privado para personas con alto poder adquisitivo, pero que constituye un aporte invalorable sobre la importancia de las experiencias infantiles en el desarrollo de la neurosis.

Posteriormente, incorpora en el tratamiento psicoanalítico la interpretación de los sueños a través de un lenguaje de símbolos. La interpretación de los sueños es una difícil tarea en la que el terapeuta ha de vencer la resistencia que lleva al paciente a esconder su trauma como forma de defensa. Freud tenía una concepción hedonista de la conducta humana, comprendiendo que el placer venía dado por la ausencia de tensión y que el organismo se orienta hacia el placer evitando las tensiones y la ansiedad.

Formación de la personalidad

Además aportó una visión evolutiva con respecto a la formación de la personalidad, al establecer una serie de etapas en el desarrollo de la sexualidad durante la vida del individuo desde que nace hasta que alcanza la pubertad, paralelamente se da un proceso de socialización en el que se configuran las relaciones sociales, muy importante para incorporar cualidades de otros y formar así su propia personalidad.

A pesar de la alarma que suscitaron las ideas de Freud en el círculo de médicos, su trabajo tuvo un amplio círculo de seguidores que posteriormente se fueron alejando de las teorías freudianas, para crear los suyos propios como es el caso de Adler y Jung.

No cabe duda de que el estudio de Freud sobre el psicoanálisis fue una revolución para la psicología y basándose en él se han creado gran cantidad de teorías y escuelas psicológicas.

Durante los quince años que van desde 1887 hasta 1902 escribió más de 80 cartas a su amigo el otorrinolaringólogo Fliess, recopiladas por Marie Bonaparte, siguiendo un orden cronológico para la edición alemana del libro Los orígenes del psicoanálisis. Incluye también manuscritos y notas en las que afirmaba que la neurastenia es una consecuencia de la vida sexual del paciente. A pesar de que las teorías de Freud provocaban escándalo entre los médicos, se fue creando alrededor de él un grupo de investigadores denominado Sociedad Plsicoanalítica de Viena. Entre los que se encontraban Ernest Jones, Adler y Jung, grupo en que existían continuas discrepancias y rupturas separándose más tarde y llegando a enarbolar sus propias teorías.