Nacido en Devon, en el seno de una familia numerosa y pobre, muy pronto se inició en la navegación. Se dice que a los doce años entró al servicio de un viejo marino dedicado al comercio de cabotaje en las costas de Francia y Holanda. Participó en el comercio de esclavos con su pariente, John Hawkins. Viajó al Nuevo Mundo, ganó fama como corsario y, además, fue el primer navegante inglés en completar una travesía de circunnavegación.

El primer viaje a América de Francis Drake

Antes de cumplir los treinta años Drake se relacionó con John Hawkins, su primo, el iniciador del comercio inglés de esclavos. En el año de 1567 ambos marinos partieron de Plymouth en una expedición al continente africano en busca de esclavos.

En una incursión en Cabo Verde atrapan algunas personas de raza negra. Luego, en Guinea, adquieren doscientos hombres más. Con su carga se trasladan a la América española y en Santo Domingo realizan una buena venta de esclavos. Enseguida viajan al puerto de Veracruz con el propósito de comerciar con los colonos de la Nueva España.

Estando en Veracruz arribó al puerto una flota española. Debido a las restricciones comerciales que imponía España a sus colonias, Hawkins y Drake fueron tratados como piratas. Refugiados en la isla de San Juan de Ulúa repelen un ataque y, aunque pierden dos barcos, consiguen escapar para regresar, casi muertos de hambre, a Inglaterra.

Drake se convierte en corsario

El resultado de esta desastrosa expedición fue determinante en el ánimo de Drake, quien en futuras expediciones se dedicó a causar daños a puertos y embarcaciones en las posesiones ultramarinas del poderoso Imperio Español.

A partir del año de 1571 realizó varios viajes a América. Entró en contacto con corsarios franceses y con algunos negros cimarrones. Con la información que le proporcionaron logró interceptar una valiosa carga de metales preciosos originarios del Perú.

El viaje de circunnavegación

En el año de 1577 Drake emprendió un viaje de exploración y piratería. Era un viaje particular, pero subvencionado en secreto por la corona inglesa. Se trataba de darle la vuelta al mundo, emulando a Magallanes y Elcano, y aprovechar la ocasión para atacar los puertos españoles del Pacífico.

Atraviesa el Estrecho de Magallanes en el corto periodo –para la época- de dieciséis días. Al penetrar en el "Mar del Sur" comienza una serie de ataques a algunos puertos de la América española.

Primeramente saquea Valparaíso, con solamente ciento sesenta hombres, y se apodera de un barco cargado de vinos de Chile y de lingotes de oro. Poco después, el 13 de febrero de 1579, está situado frente a Lima, la capital de Perú fundada por el conquistador Francisco Pizarro.

Después de demostrar la vulnerabilidad del Imperio Español en el Océano Pacífico Drake se dirige hacia el norte y explora las costas de Norteamérica. Llegó hasta donde se lo permitió el clima frío y enfiló rumbo al continente asiático. Arribó a las islas Molucas y a las islas Célebes, comerció con mercaderes orientales y descubrió también la debilidad del dominio portugués en aquellas lejanas tierras.

Después de tres años retornó a Inglaterra con un rico cargamento de mercaderías, especias y, lo mejor, con valiosa información. Como premio, la reina Isabel visitó su barco, el "Golden Hind" y le otorgó el título de caballero.

En los siguientes años -en plena guerra entre España e Inglaterra- Drake se dedicó a combatir al Imperio Español. Atacó el puerto de Vigo, en la misma península, se trasladó a América y tomó las ciudades de Santo Domingo, en la Isla Española, y Cartagena de Indias, en la actual Colombia, liberándolas a cambio de cuantiosos rescates.

Hacia el año de 1596 la fortuna de Francis Drake comenzó a cambiar, luego de algunas derrotas frente a los españoles, el famoso corsario enfermó de disentería. Murió frente a las costas de Portobelo, en Panamá, a los 56 años de edad.