Sexo, sexo gratis, vídeos de sexo, vídeos caseros, webcam gratis o cibersexo son, con toda seguridad, varias de las palabras más utilizadas y buscadas en Internet, especialmente si van acompañadas de la palabra “gratis “.

Poder disfrutar de sexo gratis es una ventaja para la gran mayoría de los usuarios, sobre todo si lo hacen desde sus propios hogares.

Las nuevas tecnologías aproximan al usuario todo lo referente con el sexo

Las nuevas tecnologías han conseguido acercar a todo el público una serie de entretenimientos a los que antes únicamente se podía acceder por medio de revistas, películas y tiendas especializadas en la materia, tales como Playboy, Penthouse o Clima.

Existen más de un millón y medio de webs adultas a las que se puede acceder desde cualquier punto del planeta.

Los beneficios de la industria del sexo, que ronda los 16.000 millones de dólares anuales de beneficio, provienen en buena parte de los portales porno de Internet. Para hacerse una pequeña idea, cada día 350 nuevos portales porno abren sus puertas virtuales a un número exponencialmente creciente de usuarios.

Aunque los portales porno siguen estando en su mayoría bajo el dominio de multinacionales (Playboy, Hotvide, y más), el mercado emergente del porno en Internet surge de los portales amateurs.

A la gente le agrada ver fotos de chicas o chicos desnudos o en situaciones eróticas, pero lo que más atrae es sobre todo el cibersexo y los vídeos sexuales, preferentemente caseros.

Fotos y vídeos de sexo

En cuanto a las fotos y vídeos sexuales se pueden encontrar de todo tipo, desde amateur, gay, lesbianas, de chicos, chicas, latinas, latinos, maduras, vibradores, hentai, vecinitas, y por supuesto muchas más.

Entre las fotos y reproducciones de vídeo la gran mayoría prefiere, como es lógico, la segunda opción por ser más palpable, veraz, cercano y real. Existe una gran diferencia entre ver una simple foto a poder ver imágenes en movimiento.

La búsqueda y localización de vídeos de sexo por parte de internautas es constante. Entre los preferidos suelen estar los vídeos caseros seguidos de vídeos amateur y voyeur.

A los que realizan este tipo de búsqueda les agrada ver situaciones lo más reales posibles. Películas pornográficas ya han tenido oportunidad de visualizar todas las que se les antojaran, es por ese motivo que prefieren acercarse un poco a la realidad, y los vídeos caseros son una gran opción.

Los vídeos caseros, son los realizados por la persona que los graba, en la que salen también otras personas conocidas o no. Suelen ser de novias, novios, ex novias o novios, vecinas o simplemente amigos o ligues de una noche a los que dan su consentimiento de ser grabados, es más, incluso les agrada. Estos son los vídeos que más gustan en la red.

Los caseros en muchas circunstancias ven la luz como resultado de rupturas de pareja, matrimonios o simplemente de amistad.

Las páginas de sexo más concurridas

Páginas de sexo existen muchísimas pero con toda seguridad una de las mejores y con más aceptación es adultfriendfinder, que a su vez es una página de contactos en la que poder conocer gente afín y con mayor predisposición a relaciones sexuales, a diferencia de lo que se pueda buscar en una web como Meetic, en donde se inscribe gente de todo tipo, sobre todo buscando relaciones de pareja, lo que no exime que se pueda encontrar sexo.

Para poder visualizar vídeos en adultfriendfinder se debe estar inscrito. Una vez inscrito, el siguiente paso para visualizar videoconferencias en tiempo real es buscando en el índice superior, exactamente en la zona en donde están ubicados los vídeos, colocándose sobre la opción web usuarios en vivo. Para poder acceder a todas sus opciones requiere siempre una suscripción de pago.

Cibersexo en la red

El cibersexo es una práctica cada vez más habitual. En ella dos o más personas, conocidas o no, conversan amigablemente y se encargan de ir calentando el ambiente por medio de palabras subiditas de tono para que el otro haga lo propio también.

A esto se le puede añadir, siempre y cuando se tenga, una webcam, el envío de imágenes instantáneas y en directo, que con toda seguridad conseguirán que el ambiente se caldee muchísimo más con el despojo de ropa, insinuaciones, provocaciones, tocamientos y todo lo que se les pueda ocurrir.

Una de las ventajas del cibersexo es que permite a parejas ya consolidadas mantenerse en contacto a pesar de estar físicamente distanciadas.

Problemas derivados del fácil acceso en la red

Es evidente que el sexo es algo que gusta a todos los mortales, a unos más que a otros, algunos incluso hasta puntos obsesivos, lo que puede derivar en enfermedad.

El acceso fácil al cibersexo a través de Internet y las redes sociales puede aumentar significativamente el número de personas que sufran patologías psiquiátricas y que les lleven a cometer delitos de violación y de pedofilia”, según el psiquiatra del Hospital Universitario de Salamanca Ángel Luis Montejo.

Con el gran desarrollo sufrido por las tecnologías de la información y de la comunicación, cada vez son más las personas que practican cibersexo.

Un deseo sexual excesivo, una frecuencia de masturbación muy alta o una utilización extrema de la pornografía, pueden ser el resultado abusivo a tanta facilidad en la búsqueda de contenidos sexuales.

El sexo es una necesidad que hay que saber dosificar para que no llegue a ser una obsesión y pueda derivar en problemas graves para uno mismo e incluso para la sociedad. Lo que no quiere decir que no se deba disfrutar del sexo, todo lo contrario, disfrutar y mucho.